Simon Toennessen de Jefferies mantiene su opinión neutral sobre las acciones. El precio objetivo se mantiene en 33 CHF.