Aena es uno de los mayores operadores aeroportuarios del mundo, con una presencia significativa en España y en el extranjero. En España, la empresa tiene una posición de monopolio y está regulada por autoridades reguladoras independientes para garantizar una competencia leal y unos niveles de servicio razonables. Las barreras de entrada en el sector aeroportuario son elevadas, lo que dificulta la entrada de nuevos competidores en el mercado. Las principales empresas del sector en Europa son  Aéroports de Paris y Fraport, que también tienen una posición dominante en sus respectivos países, lo que dificulta la entrada de competidores en el mercado.

La relación entre aeropuertos y compañías aéreas es importante, ya que algunos aeropuertos actúan como hubs para algunas compañías aéreas. El aeropuerto de Fráncfort es centro de operaciones de Lufthansa, mientras que los aeropuertos de Madrid y Barcelona lo son de Air Europa, Iberia y Vueling, respectivamente. La gestión de los aeropuertos está sujeta a una amplia regulación y la mayoría de las compañías aeroportuarias fueron creadas por sus respectivos gobiernos antes de ser privatizadas. En este sentido, París es una de las ciudades más visitadas del mundo, la segunda de Europa después de Londres. Su aeropuerto más importante, Charles de Gaulle (CDG), es el segundo más transitado de Europa, por detrás del londinense de Heathrow y seguido por el de Fraport, y el de Madrid  es el cuarto en número de pasajeros.

Además, la gestión de los aeropuertos está sujeta a una amplia regulación y la mayoría de las empresas aeroportuarias fueron creadas por sus respectivos gobiernos antes de ser privatizadas. Incluso después de la privatización, los gobiernos suelen seguir controlando estas empresas. La única forma de competir suele ser adquirir participaciones en otros aeropuertos o invertir en la privatización de un aeropuerto con una posición minoritaria.

Aena ha experimentado un crecimiento constante de sus ingresos en la última década, pasando de 3076 millones de euros a 4237 millones entre 2014 y 2022. La rentabilidad neta también ha aumentado del 15,6% al 32% entre 2014 y 2019, con un margen neto del 21,3% en 2020. Aena también ha generado un flujo de caja constante, aunque este ha disminuido en los dos últimos años debido al aumento de los gastos de capital. No obstante, la empresa ha logrado desapalancarse y ha generado algo más de 8.000 millones en FCF acumulado en el periodo 2014-2022.

Período Fiscal: Diciembre 2019 2020 2021 2022 2023 2024 2025 2026
Ventas netas 1 4.503 2.181 2.393 4.237 5.142 5.616 5.788 6.030
EBITDA 1 2.776 828,5 757,4 2.053 3.023 3.262 3.387 3.543
Beneficio operativo (EBIT) 1 1.977 -92,29 -151,8 1.284 2.201 2.416 2.570 2.692
Margen de operación 43,91 % -4,23 % -6,34 % 30,29 % 42,81 % 43,03 % 44,4 % 44,65 %
Beneficios antes de Impuestos (EBT) 1 1.883 -212,6 -168,5 1.170 2.166 2.289 2.491 2.639
Resultado Neto 1 1.442 -126,8 -60,04 901,5 1.631 1.715 1.845 1.933
Margen neto 32,02 % -5,81 % -2,51 % 21,27 % 31,72 % 30,54 % 31,87 % 32,06 %
BPA 2 9,610 -0,8500 -0,4000 6,010 - 11,47 12,21 12,86
Free Cash Flow 1 1.082 -323,5 -392,2 1.328 - 1.801 1.926 1.990
Margen FCF 24,03 % -14,84 % -16,39 % 31,34 % - 32,06 % 33,28 % 33 %
FCF Conversión (EBITDA) 38,98 % - - 64,7 % - 55,2 % 56,86 % 56,17 %
FCF Conversion (Resultado Neto) 75,03 % - - 147,33 % - 104,99 % 104,41 % 102,94 %
Dividendo / Acción 2 7,580 - - 4,750 - 9,058 9,674 10,12
Fecha de publicación 26/2/20 24/2/21 23/2/22 27/2/23 28/2/24 - - -
1EUR en Millones2EUR
Datos estimados


Fuente: MarketScreener

De cara al futuro, Aena espera un crecimiento económico de los ingresos y el EBIT del +3,5% y el 5,1%, respectivamente, en línea con el objetivo de la compañía de un crecimiento del EBIT de un dígito y una mejora del margen EBIT ajustado sobre ingresos hasta el +31% desde el 27% en 2022. 

Fuente: MarketScreener

El precio actual de la acción es de 142 euros, lo que implica un PER de 20.6x, inferior al del año anterior (36,5x), pero similar al de sus pares más cercanos, como la francesa ADP Groupe, que tiene un PER de 22,1x, o incluso la alemana Fraport, de 13,4x para 2023.

Grafique la evolución del apalancamiento de la empresa, que ha disminuido considerablemente en los últimos años.


Fuente: MarketScreener

El reparto de dividendos ha aumentado a una tasa de crecimiento anual compuesto (CAGR en inglés) del 36% desde 2014 y representa el 71% del beneficio neto, con un dividendo actual de 3,97 euros por acción, ofreciendo una rentabilidad sobre el precio actual de alrededor del 2%. Aena no está recomprando acciones.

La compañía se ha apoyado en la reapertura de las economías con el fin de las restricciones a los viajeros extranjeros, pero sobre todo procedentes de China, y espera que el tráfico de pasajeros en 2023 se normalice tras la vuelta a los beneficios, dejando atrás las pérdidas causadas por la pandemia.

Se prevé que el tráfico mundial de pasajeros crezca a un ritmo medio anual de entre el 3,3% y el 4,3% en los próximos 20 años, impulsado por los mercados emergentes.

Fuente: Empresa

En resumen, se considera que Aena es una empresa fuerte desde el punto de vista operativo y con muchas ventajas. Sin embargo, se enfrenta a elevados costes de mantenimiento y desarrollo de sus infraestructuras, combinados con la elevada inflación en Europa y el aumento de los costes de la deuda. Además, la empresa está expuesta a las condiciones económicas de un solo país y carece de diversificación internacional, lo que podría ser un obstáculo para su crecimiento futuro.

Clasificaciónes Surperformance de Aena