La empresa europea Airbus destacó el miércoles el impacto de las crecientes tensiones comerciales después de que Europa siguiera a Estados Unidos en el aumento de los aranceles a los vehículos eléctricos chinos.

Al pedírsele que comentara la decisión de la Comisión Europea de imponer aranceles adicionales de hasta el 38,1%, un portavoz del mayor fabricante de aviones del mundo no comentó directamente la medida, pero dijo que las tensiones comerciales suponían un reto para las empresas mundiales.

"Observamos un aumento de las tensiones comerciales en todo el mundo y éstas están poniendo a prueba la resistencia de empresas globales como Airbus", afirmó el portavoz en un comunicado enviado por correo electrónico.

"Vendemos a clientes de todo el mundo. Los aranceles comerciales aumentan la complejidad y los costes para nuestra cadena de suministro, Airbus y para nuestros clientes", añadía el comunicado.

Airbus ha mantenido recientemente conversaciones con China sobre un importante pedido potencial de aviones, según informó Reuters en abril.

Antes del anuncio de la UE, dos personas familiarizadas con el asunto dijeron que las dos partes habían estado explorando un acuerdo potencialmente histórico de hasta 600-750 aviones.

Pero los analistas señalan que los pedidos masivos de aviones de la agencia estatal china de compras suelen incluir una mezcla de nuevos negocios y anuncios repetidos, y que el calendario de tales anuncios refleja el flujo y reflujo de las relaciones comerciales.

El portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, Lin Jian, declaró anteriormente que la acción de la UE perjudicaría la cooperación económica entre China y la UE.

Una tercera fuente de la industria, que habló después del anuncio de la UE, dijo que una venta inminente a China parecía cada vez más ambiciosa en medio de la disputa comercial y la incertidumbre política en Europa.

Airbus dijo que nunca hace comentarios sobre negociaciones de aviones.

No se pudo contactar inmediatamente con la agencia estatal de compras china CASC fuera de horario en Pekín.

Bloomberg News informó la semana pasada de que Airbus estaba discutiendo un pedido de 100 aviones de fuselaje ancho a China.

China ha dividido históricamente a grandes rasgos sus necesidades de importación entre Airbus y su rival estadounidense Boeing, pero los pedidos chinos de aviones Boeing han sido escasos en los últimos años, un periodo que ha coincidido con turbulencias en las relaciones entre China y Estados Unidos.