LONDRES, 29 nov (Reuters) - Cuatro grandes bancos, entre ellos Standard Chartered Plc y HSBC Plc , han abandonado una iniciativa respaldada por Naciones Unidas para examinar los objetivos climáticos fijados por las empresas, según personas familiarizadas con el asunto.

Los bancos han abandonado los esfuerzos para que la Iniciativa de Objetivos Basados en la Ciencia (SBTi, por sus siglas en inglés) valide sus objetivos por temor a que pueda obstaculizar su capacidad para seguir financiando los combustibles fósiles, dijeron las fuentes.

Algunos de los bancos, entre los que también se encuentran Société Générale SA y ABN Amro Bank NV , también han expresado su preocupación por que las exigencias de fijación de objetivos de emisiones de gases de efecto invernadero de la SBTi sean demasiado difíciles de cumplir, añadieron las fuentes.

Para justificar sus salidas, que se produjeron por separado y a lo largo del año pasado, algunos de los bancos citaron su pertenencia a otra agrupación respaldada por Naciones Unidas, la Alianza Bancaria Cero Emisiones Netas (NZBA, por sus siglas en inglés), que es menos prescriptiva y permite a los bancos seguir financiando combustibles fósiles siempre que progresen en sus emisiones. Muchos bancos afirman que deben financiar los combustibles fósiles mientras las economías dependan de ellos.

La salida de los cuatro bancos ensombrece la norma más ampliamente adoptada en el mundo para frenar las emisiones de gases de efecto invernadero.

Creada sin ánimo de lucro, la SBTi ha certificado que los objetivos de emisiones de casi 4.000 empresas de todo el mundo se ajustan al acuerdo intergubernamental de París para limitar el calentamiento global a 1,5 grados centígrados.

Este año, el SBTi ha dado a conocer sus planes para una nueva norma que se aplicará específicamente a las instituciones financieras a partir de 2024. Exigirá a bancos y gestores de activos que no financien nuevos proyectos de combustibles fósiles.

Esto resultó ser demasiado para Standard Chartered, que quiere continuar con este negocio en los mercados en desarrollo. Un portavoz del banco confirmó que había abandonado el proceso de validación y afirmó que la norma propuesta por el SBTi no consideraba adecuadamente "la transición (hacia el abandono de los combustibles fósiles) de nuestros clientes y mercados".

El portavoz añadió que Standard Chartered estaba buscando una validación alternativa por parte de terceros de sus objetivos climáticos y que estaba estableciendo objetivos basados en la ciencia a través de la NZBA.

Un portavoz de HSBC dijo que el banco estaba fijando sus objetivos de emisiones de acuerdo con las directrices de la NZBA. Un portavoz de Société Générale dijo que el banco francés también se había comprometido a fijar sus objetivos de emisiones de acuerdo con la metodología de la NZBA.

Un portavoz de ABN Amro dijo que el banco neerlandés seguía siendo miembro de la NZBA tras abandonar SBTi.

Un portavoz de SBTi dijo a Reuters que, a raíz de los comentarios recibidos, SBTi cambió algunos de sus requisitos. Permitirá a los bancos seguir financiando algunos proyectos de combustibles fósiles siempre que estén relacionados con objetivos de emisiones que deban cumplirse a corto plazo. Sin embargo, les exigirá que dejen de financiar proyectos de combustibles fósiles que puedan afectar a sus objetivos de emisiones a largo plazo.

"No podemos limitar el calentamiento global a 1,5 grados centígrados y mitigar los riesgos del cambio climático sin reducir nuestra dependencia de los combustibles fósiles", dijo el SBTi.

Sin duda, la mayoría de los grandes bancos europeos que firmaron el SBTi siguen siendo miembros. Crédit Agricole , ING , BBVA y Swedbank dijeron a Reuters que seguían comprometidos a que SBTi validara sus objetivos de emisiones.

El SBTi ya ha aprobado algunos objetivos de NatWest, Commerzbank y Raiffeisen. BNP Paribas no respondió a las peticiones de comentarios sobre su estatus en SBTi.

Ningún gran banco estadounidense se ha adherido al SBTi, optando en su lugar por las normas de la NZBA, más fáciles de cumplir.

GRIETAS QUE SE EXTIENDEN

En una señal de que las fisuras entre el SBTi y las empresas financieras podrían extenderse, un portavoz de Allianz dijo que el gigante alemán de los seguros también había abandonado, sin dar ninguna razón.

El portavoz afirmó que Allianz estaba comprometida con la metodología de fijación de objetivos de la Alianza de Propietarios de Activos Cero Emisiones Netas, otra coalición climática respaldada por la ONU de la que es miembro. Este año, Allianz abandonó la Alianza de Seguros Cero Emisiones Netas ante la preocupación de que la coalición climática corriera el riesgo de violar la legislación antimonopolio.

No es la primera vez que los bancos intentan rebajar el listón de las emisiones que ayudan a financiar. Reuters informó en julio de que los bancos que trabajan en la elaboración de normas mundiales sobre la contabilización de los gases de efecto invernadero en la suscripción de bonos o la venta de acciones votaron a favor de excluir la mayor parte de estas emisiones de su propia huella de carbono.

Pietro Rocco, responsable de finanzas verdes de Carbon Trust, que asesora a las empresas en materia de descarbonización, se mostró preocupado por la posibilidad de que la salida del SBTi condujera a unos objetivos de emisiones menos ambiciosos.

"Te exigen más que la NZBA. El SBTi demuestra que no has ido por libre, sino que te lo han marcado", afirmó Rocco.

(Reporte de Tommy Reggiori Wilkes en Londres; editado en español por Benjamín Mejías Valencia)