Google ha llegado a un acuerdo con la compañía eléctrica NV Energy, de Berkshire Hathaway, para alimentar sus centros de datos de Nevada con electricidad geotérmica avanzada, según informó el miércoles la empresa tecnológica estadounidense.

El acuerdo, que ha sido enviado a los reguladores estatales de servicios públicos para su aprobación, aumentaría la cantidad de electricidad geotérmica libre de carbono inyectada en la red eléctrica local para las operaciones de Google a 115 megavatios desde 3,5 megavatios en unos seis años, dijo Google en un comunicado.

El acuerdo se produce en un momento en que las mayores empresas tecnológicas del mundo buscan grandes cantidades de electricidad para alimentar sus centros de datos, o almacenes informáticos gigantes, en rápida expansión, necesarios para apoyar tecnologías como la inteligencia artificial generativa y la computación en nube.

La asociación hace avanzar a Google hacia su objetivo de funcionar con energía totalmente limpia para 2030.

En lo que va de año, Google ha anunciado planes para gastar al menos 4.000 millones de dólares en construir o ampliar centros de datos en Indiana, Misuri y Virginia.

Las operaciones globales de Google funcionaron con un 64% de energía libre de carbono, incluidas la eólica y la solar, según el último informe medioambiental de la empresa.

La asociación con NV Energy es una nueva forma de que las empresas con cargas eléctricas emergentes muy grandes y objetivos climáticos puedan obtener su energía en mercados eléctricos regulados.

Los mercados de energía regulados exigen que la energía se compre a la compañía eléctrica local, en lugar de directamente a un generador de energía, lo que puede suponer un reto para las empresas que buscan una energía totalmente limpia.

El acuerdo supuso la entrada directa de Google en la planificación de recursos de generación de energía de NV Energy y el desarrollo de una estructura de tarifas, que ha sido bautizada como Tarifa de Transición Limpia, que Google quiere que se reproduzca en otros lugares del país.

Duke Energy, que opera en estados regulados, anunció un acuerdo similar con Google, así como con Microsoft y Amazon, a finales del mes pasado.

Para facilitar el acuerdo, NV Energy suscribió un contrato de compraventa de energía con el desarrollador geotérmico avanzado Fervo Energy, que actualmente suministra a Google 3,5 megavatios de energía tras entrar en un programa piloto con la empresa tecnológica en 2021.

Las fuentes de energía solar y eólica dependen de la disponibilidad de sol y viento, lo que ha llevado a las empresas que buscan una capacidad limpia firme a considerar la energía nuclear existente o tecnologías menos utilizadas como la geotérmica.

La geotermia, que utiliza el calor subterráneo de origen natural para producir electricidad renovable, representa alrededor del 10% de la generación total de electricidad en Nevada, o la mayor parte de cualquier estado de EE.UU., según la Administración de Información Energética.