Los vendedores en corto han estado haciendo su agosto en los últimos 30 días, ya que el retroceso de las apuestas a un pronto recorte de los tipos de interés por parte de la Reserva Federal de EE.UU. desencadenó una venta masiva en el mercado de renta variable.

Hasta el jueves, los operadores han obtenido unos beneficios a precios de mercado de más de 25.000 millones de dólares al cubrir sus posiciones cortas, según Ihor Dusaniwsky, director gerente de análisis predictivo de S3 Partners, borrando con creces sus pérdidas de 14.800 millones de dólares en lo que va de año.

POR QUÉ ES IMPORTANTE

Los vendedores en corto estuvieron en un aprieto durante la mayor parte del año pasado, ya que un mercado alcista desenfrenado, impulsado en parte por el entusiasmo en torno a la IA, así como por las esperanzas de una pronta bajada de tipos, les obligó a contabilizar cerca de 190.000 millones de dólares en pérdidas para 2023.

La actual debilidad del mercado les permite cubrir una parte de esas cuantiosas pérdidas. El índice de referencia S&P 500 ha bajado cerca de un 5% en lo que va de abril y se ha alejado por un margen similar de su máximo histórico alcanzado el mes pasado.

LOS NÚMEROS

La exposición global a posiciones cortas en renta variable estadounidense y canadiense se redujo en 50.000 millones de dólares, hasta 1,08 billones, en los últimos 30 días, debido en gran medida a la caída del valor de mercado de las posiciones cortas y a la cobertura de posiciones cortas.

El cambio a valor de mercado es el método de medir el valor de los activos que pueden fluctuar con el tiempo, ajustando el valor del activo para reflejar su precio de mercado actual.

LOS DETALLES

Las apuestas contra MicroStrategy, centrada en el bitcoin, y los valores de chips como Advanced Micro Devices y Super Micro Computer fueron rentables para los operadores durante el periodo en términos de dólares.

Ello fue así a pesar de que esos valores registraron la mayor disminución de las posiciones cortas a precios de mercado.

Sin embargo, las posiciones cortas en el gigante petrolero Exxon Mobil, la matriz de Google, Alphabet, y la empresa de comercio electrónico Amazon.com resultaron ser las menos rentables para los operadores.