El gigante petrolero Aramco está en conversaciones con las empresas estadounidenses Tellurian y NextDecade sobre dos proyectos separados de GNL, ya que la empresa saudí busca impulsar su comercio y producción de gas, según dijeron a Reuters tres fuentes cercanas a las conversaciones.

La producción de gas estadounidense ha experimentado un auge en la última década y las grandes petroleras y los rivales de Aramco, como la qatarí QE, compiten por construir varios proyectos para exportar gas a Europa y Asia.

La empresa energética estatal está en conversaciones con Tellurian para comprar una participación en su planta de GNL Driftwood, de 27,6 millones de toneladas métricas anuales (mtpa), cerca de Lake Charles, Luisiana.

Funcionarios de Aramco visitaron el lugar tres veces el mes pasado, incluso junto con ejecutivos de la australiana Woodside en una de esas ocasiones, dijeron las fuentes que declinaron ser identificadas ya que las conversaciones no son públicas.

Aramco también está en conversaciones con la empresa estadounidense de GNL NextDecade para un acuerdo de compra de gas a largo plazo de una quinta unidad de procesamiento propuesta en sus instalaciones de Río Grande, valoradas en 18.000 millones de dólares.

Aramco declinó hacer comentarios. Tellurian dijo que no comenta las especulaciones del mercado. Woodside dijo que evalúa continuamente las oportunidades de crecimiento orgánico e inorgánico, pero declinó hacer más comentarios. NextDecade no respondió inmediatamente a la petición de Reuters de hacer comentarios.

Aramco busca reforzar su posición en el mercado del GNL, que crecerá un 50% para 2030, especialmente en Estados Unidos, donde la capacidad de GNL casi se duplicará en los próximos cuatro años.

Tellurian ha invertido años y cientos de millones de dólares en intentar financiar y construir la planta de Driftwood.

El pasado otoño, Tellurian advirtió a los inversores de que las continuas pérdidas y las menguantes reservas de efectivo podrían no ser suficientes dentro de un año para cubrir los costes operativos y de endeudamiento.

Aramco es uno de los mayores productores y exportadores de petróleo del mundo, y bombea casi el 10% del suministro mundial de crudo.

Sin embargo, su presencia en el mercado del GNL se ve empequeñecida por su vecino Qatar. ADNOC, de los EAU, también tiene una presencia mayor.

Aramco realizó su primera inversión en GNL en el extranjero cuando compró una participación en la estadounidense MidOcean Energy por 500 millones de dólares el año pasado.

En marzo, Reuters informó de que Aramco estaba en conversaciones para invertir en el proyecto Port Arthur de Sempra Infrastructure en Texas.

También está compitiendo con Shell para comprar los activos de la empresa comercializadora de GNL Pavilion Energy, propiedad de Temasek. (Información de Marwa Rashad en Londres; Información adicional de Yousef Saba en Dubai y Curtis Williams en Houston; Edición de Dmitry Zhdannikov y David Evans)