Archer Aviation , respaldada por Stellantis y Boeing, pretende comenzar las pruebas de su taxi aéreo eléctrico en la India el próximo año, antes de un lanzamiento comercial previsto para 2026, según declaró el viernes a Reuters el director ejecutivo de la empresa.

Archer, con sede en EE.UU., se asoció el año pasado con InterGlobe Enterprises, que respalda a la principal aerolínea de la India, IndiGo, para lanzar los taxis aéreos con el fin de ayudar a la gente a evitar el tráfico terrestre en las ciudades congestionadas.

"Esperamos que para el año que viene podamos traer aviones aquí, al menos desde el punto de vista de las demostraciones, y hacerlos volar. El objetivo es ayudar a preparar al público para una nueva forma de transporte", declaró en Nueva Delhi Adam Goldstein, también fundador de Archer.

Archer está trabajando con el organismo de control de la aviación de la India para obtener las "aprobaciones reglamentarias apropiadas" antes de poder iniciar las pruebas en el país, según declaró su director comercial, Nikhil Goel, quien añadió que ya está realizando pruebas en California.

Para las operaciones comerciales, Archer se encuentra en las fases finales de obtención de las aprobaciones de la Administración Federal de Aviación (FAA) en Estados Unidos, que espera obtener el próximo año, tras lo cual solicitará las autorizaciones en India.

Se lanzará primero en Nueva York y la India será su primer mercado internacional, dijo Goel.

Los aviones eléctricos de despegue y aterrizaje vertical (eVTOL), también conocidos como taxis voladores, se han promocionado como el futuro de la movilidad aérea urbana. Estas aeronaves de baja altitud viajarían entre ciudades y aeropuertos evitando el tráfico, pero se enfrentan a una serie de retos antes de que puedan convertirse en realidad.

Archer e InterGlobe, en una empresa conjunta, poseerán y operarán 200 de los aviones "Midnight", valorados en 1.000 millones de dólares. Pondrá en marcha servicios en la capital india, Nueva Delhi, y en las ciudades de Bombay y Bengaluru.

El avión puede transportar a cuatro pasajeros y un piloto durante un trayecto de hasta 100 millas (161 kilómetros), y cubrir en 7 minutos la misma distancia que se tardaría en recorrer en coche entre 60 y 90 minutos en Nueva Delhi. Para un viaje que cuesta entre 12 y 18 dólares en un producto premium de transporte compartido, un asiento en el taxi aéreo costará entre 36 y 48 dólares, dijo Goldstein.

Archer empezará a fabricar el avión en su fábrica de Georgia este año y está trabajando con el fabricante de automóviles Stellantis para ampliar la fabricación a escala mundial y posiblemente en la India.

"India será para nosotros el mayor mercado del mundo. Es un mercado muy importante", afirmó. (Reportaje de Aditi Shah, información adicional de Nandan Mandayam en Bengaluru;Edición de Elaine Hardcastle)