El precio de la acción cayó un 15% en los días posteriores a la salida a bolsa de algo menos de un tercio del capital. Ello a pesar del notable fortalecimiento del accionista de referencia -la empresa alemana AviAlliance, que ahora posee la mitad de las acciones- y de la elevada demanda general de activos de infraestructuras por parte de los inversores. 

El aeropuerto de Atenas, por el que pasaron 28 millones de pasajeros el año pasado, aspira a duplicar su capacidad en los próximos veinte años. Con una quinta parte del producto interior bruto vinculada al turismo y la posibilidad de mejorar considerablemente la rentabilidad de su espacio comercial, hasta ahora infraexplotado, las perspectivas de crecimiento son tangibles. 

Período Fiscal: Diciembre 2023 2024 2025
Ventas netas 1 - 613,6 615,3
EBITDA 1 - 385,7 384,2
Beneficio operativo (EBIT) 1 - 309,1 302,7
Margen de operación - 50,37 % 49,19 %
Beneficios antes de Impuestos (EBT) 1 - 247,9 245,8
Resultado Neto 1 231,5 197,2 194,3
Margen neto - 32,14 % 31,57 %
BPA 2 0,7700 0,6613 0,6499
Free Cash Flow 1 - 124 90
Margen FCF - 20,21 % 14,63 %
FCF Conversión (EBITDA) - 32,15 % 23,42 %
FCF Conversion (Resultado Neto) - 62,89 % 46,32 %
Dividendo / Acción 2 - 0,5824 0,6507
Fecha de publicación 4/3/24 - -
1EUR en Millones2EUR
Datos estimados

Fuente: MarketScreener

A primera vista, la capitalización bursátil de 2.500 millones de euros -en el momento de redactar este informe- parece atractiva para un grupo en posición de monopolio que se espera genere casi 300 millones de euros de flujo de caja libre de aquí a 2023, sobre todo si comparamos esta valoración con un nivel de endeudamiento que entra dentro de la norma.

En un examen más detallado, y por referencia al múltiplo valor de empresa/EBITDA tradicionalmente utilizado en el sector, si bien la valoración se sitúa efectivamente un peldaño por debajo de los grandes operadores internacionales como ADP, se mueve en territorio comparable a dos comparables más directos como Flughafen Wien AG y Flughafen Zuerich AG, las empresas que operan los aeropuertos de Viena y Zúrich. 

Además, para mantener el atractivo de Atenas frente a otros destinos turísticos del sur de Europa, el gobierno griego ha impuesto un umbral del 15% a la rentabilidad de las actividades de aviación, es decir, a las tasas que pagan las compañías que utilizan el aeropuerto. En este sentido, el beneficio obtenido en 2023 fue sin duda excepcional, ya que se benefició de un mecanismo de ajuste para compensar los años de la pandemia. 
 
Por último, algunos inversores institucionales han señalado que existe incertidumbre sobre la capacidad del grupo para evolucionar hacia una cultura de beneficios y eficiencia acorde con los estándares del sector privado; algunos temen que la transición sea más laboriosa de lo esperado. 
 
El descuento de la acción es menos evidente a la luz de estos factores.