El Tribunal General de Justicia de la Unión Europea declaró el miércoles que los accionistas y acreedores del Banco Popular no tenían derecho a una indemnización en la liquidación y rescate del antiguo prestamista español hace más de seis años.

En junio de 2017, la Junta Única de Resolución (JUR) europea orquestó un rescate de la noche a la mañana del Popular, en el que los accionistas y algunos bonistas sufrieron pérdidas al ser vendido por un euro nominal a su mayor rival español, el Santander.

Tres años después, la JUR dijo que los accionistas y acreedores no tenían derecho a indemnización. Recurrieron esta decisión ante el Tribunal General. (Reportaje de Jesús Aguado; edición de Inti Landauro)