Ayer, el conglomerado alemán publicó sus resultados financieros para 2023. Los aspectos más destacados fueron que el beneficio operativo se vio afectado por una espectacular depreciación de activos de 7.000 millones de euros, que el flujo de caja seguía siendo positivo y que se habían refinanciado 16.000 millones de euros de deuda en condiciones aceptables.

Ya comentado en nuestras columnas hace unos meses, Bayer se encuentra en pleno proceso de reestructuración. Estos procesos se asemejan a una cirugía mayor: el paciente no es un espectáculo agradable mientras dura la operación, pero es necesaria si esperamos salvarlo. El recorte del sacrosanto dividendo, aunque sancionado por el mercado, es una elección racional que va en este sentido; sólo podemos asombrarnos de la inercia de los accionistas que no lo vieron venir.

Además, no se prevén cambios de alcance en los próximos meses: a pesar de la presión de ciertos activistas, el Director General Bill Anderson advierte que los "cambios estructurales", aunque siguen siendo una opción, "no son por ahora". Eso lo dice todo, y responde a la pregunta en boca de todos.

Período Fiscal: Diciembre 2019 2020 2021 2022 2023 2024 2025 2026
Ventas netas 1 43.545 41.400 44.081 50.739 47.637 47.113 47.887 48.598
EBITDA 1 11.503 11.461 11.179 13.513 10.632 10.400 10.825 10.986
Beneficio operativo (EBIT) 1 7.007 7.095 7.295 9.257 7.589 6.673 7.051 7.205
Margen de operación 16,09 % 17,14 % 16,55 % 18,24 % 15,93 % 14,16 % 14,72 % 14,83 %
Beneficios antes de Impuestos (EBT) 1 2.880 -17.250 2.046 4.670 -1.621 3.786 4.026 4.364
Resultado Neto 1 4.091 -10.495 1.000 4.150 -2.941 2.334 3.179 3.394
Margen neto 9,39 % -25,35 % 2,27 % 8,18 % -6,17 % 4,95 % 6,64 % 6,98 %
BPA 2 4,170 -10,68 1,020 4,220 -2,990 2,285 3,260 3,410
Free Cash Flow 1 5.557 2.485 2.478 4.144 2.366 3.376 4.884 4.395
Margen FCF 12,76 % 6 % 5,62 % 8,17 % 4,97 % 7,17 % 10,2 % 9,04 %
FCF Conversión (EBITDA) 48,31 % 21,68 % 22,17 % 30,67 % 22,25 % 32,46 % 45,12 % 40,01 %
FCF Conversion (Resultado Neto) 135,83 % - 247,8 % 99,86 % - 144,63 % 153,64 % 129,51 %
Dividendo / Acción 2 2,800 2,000 2,000 2,400 0,1100 0,1111 0,2241 1,089
Fecha de publicación 27/2/20 25/2/21 1/3/22 28/2/23 5/3/24 - - -
1EUR en Millones2EUR
Datos estimados

Fuente: MarketScreener

Por lo demás, es difícil ver qué margen de maniobra le queda al grupo. Su segmento farmacéutico necesita una reinvención urgente, entre otras cosas porque las patentes de sus dos éxitos de ventas Xarelto y Eylea expiran dentro de dos años. Anderson, antiguo empleado de Roche, es sin duda el hombre adecuado para el puesto, pero dado el nivel de endeudamiento de Bayer, no podrá seguir una estrategia de fusiones y adquisiciones sin nuevos recursos.

En cualquier caso, sería una estrategia de alto riesgo. Además, la oposición de los sindicatos a una venta del negocio de salud del consumidor bloquea las perspectivas, a lo que se suma la falta de crecimiento que experimenta desde hace diez años. Todo ello ha llevado a Bill Anderson a morderse la lengua cuando califica al grupo de "profundamente herido".

El otro problema sigue siendo, por supuesto, los pleitos relacionados con el glifosato en Estados Unidos. La incertidumbre al respecto, por desgracia, sigue en su punto álgido. Bayer, que bajo su anterior dirección cometió un error tras otro a un ritmo olímpico, debería haber firmado un acuerdo global en 2020. En lugar de ello, se ha embarcado en un procedimiento estado por estado que amenaza con ser contraproducente.

No obstante, hay que señalar que ha reservado 6.000 millones de euros para cubrirlo. Sumados a los 11.000 millones de euros ya gastados en 2020, esto parece proporcionar un colchón de seguridad bastante sustancial. En cualquier caso, cuanto antes se resuelva este aspecto, antes podrá centrarse Bayer en reinventar su segmento farmacéutico.

Por el momento, Bill Anderson se ha ocupado de los problemas más acuciantes. Recortando el dividendo y suspendiendo las primas se han ahorrado 3.500 millones de euros. En la agenda figuran oleadas de despidos y reestructuraciones, con un ahorro adicional de 2.000 millones de euros. Estas medidas van en la buena dirección, pero son sólo un primer paso.

La incertidumbre es, por tanto, enorme. Aunque apreciamos la franqueza de Anderson, está claro que lo más difícil está aún por llegar, y que Bayer está lejos de haber terminado.

Clasificaciónes Surperformance de Bayer AG: