Los precios mundiales del níquel pueden haber tocado suelo, según un analista de Macquarie que ve una recuperación del mercado impulsada por la fuerte demanda del sector siderúrgico y a medida que se reduce el excedente de suministros de mineral después de que Indonesia frenara los permisos de producción.

"Nuestra creencia es que hemos visto el fondo, hemos visto los ajustes de la oferta, vemos la incertidumbre en la oferta futura, y eso nos está dando bastante apoyo donde están los precios hoy", dijo Jim Lennon, analista de Macquarie, en una conferencia organizada por Shanghai Metals Market en Yakarta esta semana.

Pronosticó unos precios al contado del níquel en la LME de 17.379 dólares por tonelada métrica este año, por debajo de los 21.491 dólares por tonelada del año pasado.

El níquel al contado en la Bolsa de Metales de Londres (LME) cotizaba el jueves en torno a los 17.500 dólares la tonelada.

El precio podría repuntar hasta los 20.500 dólares por tonelada en 2025 y subir gradualmente hasta los 23.000 dólares por tonelada en 2028, según Lennon.

Las autorizaciones mineras en el principal productor, Indonesia, sufrieron retrasos este año para varios minerales, incluido el níquel, lo que provocó una caída de los inventarios de mineral en las fundiciones y obligó a algunas empresas a importar mineral de Filipinas.

El gobierno indonesio aprobó cuotas de producción, conocidas como RKAB, para unos 240 millones de toneladas métricas anuales de mineral de níquel durante los próximos tres años.

Esta cifra es inferior a la demanda de mineral de 260 millones de toneladas estimada por la Asociación de Mineros Indonesios de Níquel (APNI) para este año.

Hasta esta semana, sólo se han aprobado unos 220 millones de toneladas de producción anual este año, lo que ha provocado escasez en las fundiciones, según declaró en la misma conferencia la secretaria general de la APNI, Meidy Katrin Lengkey.

Las fundiciones han reducido sus inventarios de mineral de forma "muy, muy drástica", dijo Lennon, de Macquarie.

"Oyendo lo que oímos sobre las limitaciones del suministro de mineral, creo que (el exceso de suministro de níquel metálico este año) es ahora probablemente de entre 50.000 y 100.000 toneladas, en lugar de más de 100.000 toneladas", dijo Lennon, refiriéndose a la estimación anterior de Macquarie.

En medio de los bajos precios y el aumento de los costes, los productores de níquel, como BHP y Anglo-American, también están recortando la producción, dijo.

En cuanto a la demanda, Lennon dijo que se espera que el consumo mundial de níquel primario crezca un 8,9% hasta los 3,53 millones de toneladas métricas este año, frente al crecimiento del 6,3% de la oferta.

Paul White, secretario general del Grupo Internacional de Estudios sobre el Níquel, dijo en la conferencia que se calcula que la demanda de níquel primario aumentará un 7,9% este año, cifra similar a la del año pasado.

La fuerte producción de acero inoxidable en China e Indonesia apuntalará la demanda de níquel, afirmaron Lennon y White.

Lennon añadió que el consumo de níquel en el sector de las baterías, que se estancó el año pasado debido a las elevadas reservas de baterías, reanudará su crecimiento en 2024.

Jerome Baudelet, director de ventas y marketing de níquel y litio de la minera francesa Eramet, dijo que se espera que la demanda de níquel para baterías se dispare hasta los 2,7 millones de toneladas en 2035, lo que representa el 48% de la demanda mundial de níquel, frente a las 687.000 toneladas de 2025. (Reportaje de Fransiska Nangoy y Siyi Liu Reportaje adicional de Mai Nguyen Edición de Florence Tan y Susan Fenton)