Goldman Sachs confirma su opinión sobre las acciones y se mantiene neutral. El precio objetivo se ha modificado y ahora está fijado en 128 EUR frente a 125 EUR.