La NASA y Boeing declararon que esperan traer de vuelta a la Tierra desde la Estación Espacial Internacional al Starliner y a su primera tripulación de astronautas tan pronto como el 18 de junio, más tarde de lo previsto anteriormente mientras los analistas de la misión examinan los problemas que podrían afectar a su regreso.

En un principio se esperaba que la nave espacial CST-100 Starliner de Boeing se desacoplara el viernes y regresara a la Tierra tras lanzar a su tripulación inaugural de dos astronautas de la NASA desde Florida el 5 de junio. La misión es una prueba crucial antes de que la agencia espacial estadounidense pueda certificar el Starliner para vuelos de rutina.

A la hora de programar el regreso del Starliner, los responsables de la NASA en Houston están haciendo malabarismos con diversos factores: arreglos de componentes defectuosos del Starliner, condiciones meteorológicas y cuestiones de programación de la ISS, como las caminatas espaciales de otros astronautas a bordo de la estación. Podrían anunciarse más cambios en la fecha de regreso del Starliner durante su misión.

Pero a partir del martes, los responsables de la misión apuntaban al 18 de junio para el desacoplamiento del Starliner de la estación. Unas seis horas después, la nave aterrizaría en el desierto de White Sands Missile Range en Nuevo México, Willcox Playa en Arizona u otros lugares similares predeterminados, en función de las condiciones meteorológicas.

Dina Contella, subdirectora del programa de la NASA para la ISS, dijo a los periodistas el martes que la NASA había detectado un nuevo problema en el Starliner mientras permanecía acoplado a la estación: una válvula oxidante "pegajosa".

Un blog de la NASA publicado el lunes mencionaba una fuga adicional de helio en el sistema de propulsión del Starliner, que se sumaba a las cuatro ya detectadas durante su viaje de 24 horas a la estación espacial la semana pasada.

Durante ese vuelo, cinco de sus 28 propulsores de maniobra se estropearon, pero la NASA y Boeing pudieron recuperar cuatro de ellos antes de acoplarse al laboratorio orbital.

El Starliner puede permanecer acoplado a la ISS un máximo de 45 días, según han declarado funcionarios de la NASA. (Reportaje de Joey Roulette; Edición de Stephen Coates)