El conglomerado tecnológico Broadcom elevó el miércoles su previsión de ingresos anuales, apostando por una mayor demanda de sus equipos de red y chips personalizados por parte de las empresas que invierten en infraestructuras de inteligencia artificial.

Las acciones de la empresa con sede en Palo Alto, California, que también desveló un desdoblamiento de acciones, subieron más de un 9% en las operaciones prolongadas.

La empresa llevará a cabo un desdoblamiento de acciones a plazo de 10 por 1, efectivo después del cierre de los mercados el 12 de julio, con una cotización ajustada al desdoblamiento a partir del 15 de julio.

Las acciones de Broadcom se han revalorizado más de un 30% en lo que va de año, tras casi duplicarse en 2023, ya que los inversores apuestan fuertemente por los valores de chips, anticipando altísimas ganancias a lomos de la tecnología de IA generativa.

Broadcom fabrica chips de red avanzados que ayudan a mover grandes cantidades de datos utilizados por aplicaciones de IA como ChatGPT de OpenAI, lo que la convierte en una de las grandes beneficiarias del aumento del gasto de los gigantes tecnológicos.

Su unidad de chips personalizados también ha atraído pedidos de grandes proveedores de la nube que buscan reducir su dependencia de los caros procesadores de Nvidia, que escasean.

La compañía espera unos ingresos para todo el año de unos 51.000 millones de dólares, incluida la contribución de VMware, frente a su previsión anterior de unos 50.000 millones de dólares. Los analistas esperan de media unos ingresos para el ejercicio fiscal 2024 de 50.420 millones de dólares, según datos de LSEG.

En el segundo trimestre registró unos ingresos netos de 12.490 millones de dólares, frente a la estimación de los analistas de 12.030 millones.