Las empresas de bienes de consumo han estado subiendo los precios de sus productos para compensar la espiral de los costes de las materias primas y la mano de obra, así como el impacto de un dólar más fuerte, aunque los inversores han expresado su preocupación por que unos precios más altos puedan hacer mella en la demanda.

Sin embargo, las subidas de precios de la empresa no han tenido mucho eco entre los clientes preocupados por su presupuesto, que por lo demás han reducido el gasto discrecional y frenado también algunas compras de comestibles.

Los precios medios de venta globales del fabricante de preservativos Trojan aumentaron un 2,1%, mientras que sus volúmenes crecieron un 2,7% durante el trimestre.

La semana pasada, el fabricante de dentífricos Colgate-Palmolive volvió a elevar sus previsiones anuales de ventas y beneficios, mientras que Kimberly-Clark, fabricante de pañuelos Kleenex, también ha aumentado por tercera vez sus expectativas de beneficios para todo el año.

Church & Dwight dijo que espera que las ventas netas para todo el año crezcan un 9%, frente a su anterior previsión de un aumento del 8%, pero mantuvo su pronóstico de un crecimiento del 6% en el beneficio ajustado para todo el año.

"Mantenemos nuestra previsión de beneficios por acción para todo el año, ya que el aumento de los ingresos y los beneficios brutos se ve compensado por el aumento de los gastos de marketing y de venta, generales y administrativos (SG&A)", dijo el consejero delegado Matthew Farrell en un comunicado.

En el trimestre sobre el que se informa, los gastos de marketing de Church & Dwight aumentaron un 19%, y la empresa prevé un "aumento significativo" del gasto en marketing en el trimestre actual en medio de un fuerte impulso. Sus gastos de venta, generales y administrativos subieron más de un 43%.

Sus ingresos en el tercer trimestre aumentaron un 10,5% hasta los 1.460 millones de dólares, frente a la estimación media de los analistas de 1.430 millones de dólares, según datos de LSEG.

El beneficio ajustado de la empresa fue de 74 céntimos por acción, superando la estimación de 69 céntimos.