Los grupos de la industria de las telecomunicaciones tratan de bloquear el restablecimiento por parte de la administración Biden de las históricas normas de neutralidad de la red que entrarán en vigor el 22 de julio.

La Comisión Federal de Comunicaciones (FCC, por sus siglas en inglés) votó en abril siguiendo las líneas de los partidos para reasumir la supervisión reguladora de internet de banda ancha y restablecer las normas de internet abierto adoptadas en 2015 que fueron rescindidas bajo el mandato del ex presidente Donald Trump.

Las normas prohibirán a los proveedores de servicios de internet bloquear, ralentizar el tráfico a determinados sitios web o participar en la priorización de pago de contenidos legales, además de dar a la FCC nuevas herramientas para tomar medidas enérgicas contra las empresas de telecomunicaciones chinas y la capacidad de supervisar los cortes del servicio de internet.

Grupos del sector que representan a AT&T, Comcast, Verizon y otros han presentado en los últimos días recursos legales contra la orden en siete tribunales de circuito de Estados Unidos.

Entre los grupos se encuentran USTelecom, NCTA, CTIA y ACA Connects, que pidieron a la FCC que paralizara la entrada en vigor de la orden para poder solicitar una revisión judicial o, en caso necesario, una orden judicial que bloquee temporalmente las nuevas normas.

El restablecimiento de la neutralidad de la red ha sido una prioridad para el presidente Joe Biden, que firmó una orden ejecutiva en julio de 2021 animando a la FCC a restablecer las normas adoptadas en 2015 bajo el mandato del presidente demócrata Barack Obama.

Los grupos de la industria dijeron que la FCC "ha reclamado una vez más una autoridad omnímoda para regular la forma en que los estadounidenses acceden a Internet - esta vez, adoptando normas aún más invasivas que en 2015."

La presidenta de la FCC, Jessica Rosenworcel, dijo que la comisión no perseguirá la regulación de tarifas y "no socavará los incentivos para invertir en redes."

Los demócratas estuvieron bloqueados durante casi tres años porque no tomaron el control mayoritario de los cinco miembros de la FCC hasta octubre.

Bajo el mandato de Trump, la FCC había argumentado que las normas de neutralidad de la red eran innecesarias, bloqueaban la innovación y provocaban un declive de la inversión en redes por parte de los proveedores de servicios de Internet, un argumento rebatido por los demócratas.

A pesar de la decisión de 2017 de retirar el requisito a nivel federal, una docena de estados tienen ahora leyes o regulaciones de neutralidad de la red en vigor. Los grupos de la industria abandonaron los desafíos legales a esos requisitos estatales en mayo de 2022. (Reportaje de David Shepardson; Edición de Rod Nickel)