Al menos cinco grupos de inversores presentaron ofertas vinculantes este mes en una subasta de acciones de la matriz de Citgo Petroleum ordenada por un tribunal estadounidense, y tres han conseguido compromisos de financiación para la joya de la corona extranjera de Venezuela, según dijeron personas cercanas al asunto.

En la recta final de una subasta sin precedentes para pagar hasta 21.300 millones de dólares de expropiaciones pasadas e impagos de deuda en Venezuela, un funcionario del tribunal federal que supervisa la subasta está trabajando para evaluar las ofertas de grandes inversores y acreedores.

Los bancos de Wall Street JPMorgan y Morgan Stanley , y los asesores e inversores Rothschild & Co y Elliott Investment Management han asegurado la financiación de varias ofertas, dijeron las personas.

La participación de destacados inversores y bancos aumenta las posibilidades de que la subasta produzca una oferta significativa por la séptima refinería de petróleo de EE.UU., tras una primera ronda en enero criticada como "decepcionante" por las partes que representan a Venezuela en el caso de Delaware, ya que la oferta más alta fue de 7.300 millones de dólares.

Se espera que la subasta sea la culminación de un caso histórico que abrió nuevos caminos legales en la ejecución de laudos arbitrales internacionales y el resquebrajamiento de la inmunidad soberana y corporativa.

"Rechazamos el robo de Citgo ... Venezuela no reconocerá ninguna transacción fraudulenta", dijo el lunes en X la vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez.

El viernes, el ministro venezolano de Petróleo, Pedro Tellechea, pidió al tribunal estadounidense que paralizara la subasta.

La venta ha atraído a grandes inversores y empresas energéticas y comerciales como Vitol, ConocoPhillips y Koch Industries.

JPMorgan, Morgan Stanley, Rothschild, Vitol y ConocoPhillips declinaron hacer comentarios. Koch, Citgo y las juntas que supervisan la refinería no respondieron a las solicitudes de comentarios.

ÚLTIMA MILLA

Citgo opera bajo protección estadounidense desde 2019, cuando rompió lazos con su matriz última, la petrolera estatal PDVSA, con sede en Caracas. Sus tres refinerías estadounidenses procesan hasta 807.000 barriles de petróleo al día y la compañía ha generado 5.260 millones de dólares en ganancias netas combinadas en los últimos nueve trimestres.

El proceso judicial en curso permite a los licitadores seguir estructurando la financiación, "rematar" las ofertas de crédito y elevar potencialmente sus ofertas en al menos 100 millones de dólares para superar a una oferta competidora.

Se espera que los resultados se anuncien a mediados de julio, según el calendario de subastas del tribunal. Una actualización del 2 de julio por parte del funcionario del tribunal que supervisa la subasta, Robert Pincus, podría proporcionar nuevos detalles sobre las ofertas y los inversores.

El abogado de Pincus declinó hacer comentarios sobre los procedimientos de licitación y los resultados de la segunda ronda.

Algunos grupos de pujadores están buscando financiación para presentar ofertas al 100% en efectivo, mientras que algunos acreedores están combinando ofertas de crédito con efectivo. El tribunal ha permitido a los acreedores utilizar el importe total de sus créditos en la puja.

La minera Gold Reserve ha aplicado un crédito de 1.000 millones de dólares contra Venezuela como parte de su oferta, según informó la empresa.

Rusoro Mining ha dicho que contrató al banquero Rothschild como asesor financiero para maximizar el valor de su reclamación de 1.300 millones de dólares. Un portavoz declinó hacer comentarios sobre su participación en la subasta.

Los representantes de Venezuela podrían solicitar una tercera ronda de licitación si las ofertas de la segunda ronda son demasiado bajas, dijeron a principios de este mes personas familiarizadas con su pensamiento.