Por Marianna Parraga

HOUSTON, 11 jun (Reuters) -Un tribunal federal de Estados Unidos está aceptando ofertas vinculantes hasta el martes por las acciones de la matriz del refinador de propiedad venezolana Citgo Petroleum, un paso crucial en un largo caso donde 18 acreedores buscan hasta 21.300 millones de dólares por expropiaciones e incumplimientos de deuda.

La subasta de acciones, organizada en Delaware para pagar a acreedores, entre ellos la compañía petrolera ConocoPhillips y las mineras Rusoro, Crystallex y Gold Reserve, ha atraído a inversores y empresas con recursos sustanciales, aumentando las posibilidades de un cambio de propiedad del séptimo mayor refinador de Estados Unidos.

Se presentó al menos una oferta de crédito al tribunal. Gold Reserve dijo que entregó una oferta con FJ Management, un holding privado con sede en Utah que gestiona una cartera de activos relacionados con el petróleo, incluida una refinería.

Un portavoz de Gold Reserve, constituida en Canadá, no estuvo disponible para hacer comentarios inmediatos sobre los detalles de la oferta. La compañía tiene un reclamo de 1.000 millones de dólares contra Venezuela que puede utilizar como parte de su oferta.

En algunas subastas se aceptan ofertas de crédito para permitir que los acreedores hagan cola con el fin de obtener los ingresos para adquirir los activos o acciones que se subastarán a cambio de la deuda pendiente. En este caso, las ofertas de crédito deben combinarse con ofertas en efectivo, afirmó el tribunal.

Otra minera que es acreedora en el caso, Rusoro Mining, presentó una oferta no vinculante en enero y en abril contrató a Rothschild & Co como asesor financiero y a Kirkland & Ellis como abogados en el caso. La compañía no ha dicho si decidió presentar una oferta vinculante en la segunda ronda.

El fondo de inversión Elliott Investment Management ha estado sopesando una oferta, mientras que un grupo de acreedores representados por Centerview Partners busca atraer a Conoco para que se una a otra oferta, dijeron fuentes a Reuters en abril.

ConocoPhillips se negó a comentar si presentó una oferta.

Citgo se ha convertido en el activo más grande al que apuntan los acreedores que intentan obtener compensación por las nacionalizaciones del fallecido presidente Hugo Chávez y los pagos fallidos de deuda del mandatario Nicolás Maduro.

Maduro ha rechazado la subasta y señaló que Washington está tratando de robar los activos extranjeros de Venezuela. Pero su gobierno ha hecho poco para honrar las deudas del país.

Un funcionario judicial designado especialmente para el caso y la banca de inversión Evercore Group son los encargados de recibir y analizar las ofertas. La fecha límite para completar el proceso de venta, incluida la adjudicación a los ganadores de la ronda, es el 15 de julio.

Citgo Petroleum, controlada por juntas supervisoras desde que rompió vínculos en 2019 con su casa matriz, la petrolera estatal PDVSA con sede en Caracas, es la joya de la corona de los activos extranjeros de Venezuela. En los últimos dos años, la empresa ha generado 4.800 millones de dólares en ganancias netas combinadas.

Representantes de Venezuela en Delaware tienen la esperanza de que las ofertas en esta segunda ronda de licitación sean mayores que las ofertas no vinculantes en la primera ronda en enero, que sólo alcanzaron los 7.300 millones de dólares, en comparación con la valoración de Citgo de entre 11.000 y 13.000 millones de dólares.

Venezuela podría presionar al tribunal para una tercera ronda de licitación si las ofertas no se acercan a los 10.000 millones de dólares, dijeron dos fuentes el lunes.

A medida que se acerca la fecha límite de presentación de ofertas, políticos y enviados en representación de Venezuela comenzaron a redoblar esfuerzos para detener la subasta. Este mes, pidieron a la Casa Blanca y al Congreso de Estados Unidos que suspendan el proceso judicial hasta que se completen las elecciones presidenciales en Venezuela.

Las juntas que supervisan a Citgo también continúan intentando llegar a acuerdos de pago con algunos acreedores, incluidos Conoco y los tenedores de los bonos 2020 de PDVSA, que están garantizados con capital de otra de las compañías matrices de Citgo.

Entre los acreedores autorizados por la corte para cobrar las ganancias de la subasta se encuentran el constructor naval Huntington Ingalls Industries, la empresa de servicios marítimos Tidewater y los conglomerados Koch Industries y O-I Glass.

(Reporte de Marianna Párraga; Editado por Aida Peláez-Fernández y Deisy Buitrago)