El proveedor alemán de automóviles Continental está colaborando con Rheinmetall para ofrecer oportunidades de empleo a los trabajadores de Continental en el fabricante de armas, una señal de la creciente demanda de mano de obra en defensa incluso cuando otras industrias reducen personal.

El acuerdo permitirá que hasta 100 empleados de la planta de Continental en Gifhorn (Alemania), que está cerrando debido al aumento de los costes, encuentren nuevos empleos en Rheinmetall, según informaron las empresas el viernes.

Las empresas también organizarán actos para los trabajadores de Continental en otros lugares.

Mientras que los fabricantes de automóviles luchan contra unos costes más elevados y requieren menos mano de obra debido al paso a los vehículos eléctricos, la industria de defensa está experimentando un crecimiento significativo impulsado por la necesidad de rearmarse tras la invasión rusa de Ucrania en 2022.

Rheinmetall, cuyo valor de mercado se ha cuadruplicado con creces desde el inicio de la guerra, espera un crecimiento de las ventas de hasta el 40% en el actual ejercicio fiscal y necesitará más personal para satisfacer la demanda, afirmó.