Se espera que Wall Street caiga el lunes, y las bolsas europeas también están en rojo a mediodía en un movimiento de consolidación ante la ausencia de catalizadores macroeconómicos para la jornada. Sin embargo, los valores de defensa limitan su potencial bajista en un contexto de tensiones geopolíticas dos días después del atentado contra una sala de conciertos en las afueras de Moscú, del que Rusia intenta culpar a Ucrania. Los futuros de los índices neoyorquinos apuntan a una apertura en Wall Street con una caída del 0,15% para el Dow Jones, del 0,34% para el Standard & Poor's 500 y del 0,60% para el Nasdaq, tras una sesión del viernes en la que el S&P 500 logró su mayor subida semanal desde principios de año. En París, el CAC 40 bajaba un 0,49% hasta los 8.112,27 puntos hacia las 12:10 GMT. En Fráncfort, el Dax cedía un 0,01% y en Londres, el FTSE retrocedía un 0,46%. El índice paneuropeo FTSEurofirst 300 cayó un 0,30%, el EuroStoxx 50 de la zona euro un 0,31% y el Stoxx 600 un 0,38%. Después de Citigroup, Goldman Sachs elevó no obstante el lunes sus previsiones para el Stoxx 600, estimando que el índice debería subir alrededor de un 6% hasta los 540 puntos a finales de 2024. La mayoría de los índices europeos alcanzaron máximos históricos la semana pasada ante la esperanza de que los tipos de interés clave se recortaran en los próximos meses en respuesta a los anuncios de varios bancos centrales, como la Reserva Federal estadounidense (Fed), el Banco Nacional Suizo (SNB) y el Banco de Inglaterra (BoE). En un acto celebrado en Roma, el gobernador del Banco de Italia, Fabio Panetta, reafirmó el lunes que el Banco Central Europeo (BCE) se encaminaba hacia un recorte de los tipos, ante la rápida caída de la inflación hacia el objetivo del 2%. Philip Lane, economista jefe del BCE, afirmó en un podcast emitido el lunes que la institución con sede en Fráncfort estaba cada vez más convencida de que el crecimiento salarial se estaba ralentizando hacia niveles más normales, lo que podría abrir la puerta a una relajación monetaria. Los inversores esperan que la Fed, el BCE y el Banco de Inglaterra recorten el coste del crédito en un total de unos 75 puntos básicos de aquí a finales de año. Para la sesión de hoy, no hay indicadores importantes en la agenda, lo que da pie a una actitud de espera e incluso de recogida de beneficios, ya que a finales de semana se publicarán las cifras de inflación en varios países europeos y en Estados Unidos. ACCIONES A SEGUIR EN WALL STREET Boeing ganó un 2,5% en las operaciones previas a la apertura del mercado tras el anuncio de que su consejero delegado, Dave Calhoun, dejará el cargo a finales de año. Intel y Advanced Micro Devices (AMD) bajan más de un 2% en las operaciones previas a la comercialización, ya que China planea prohibir progresivamente el uso de chips de fabricantes estadounidenses en ordenadores y servidores gubernamentales, según el Financial Times. VALORES EN EUROPA En París, Thales lideró el CAC 40 con una subida del 1,84%, mientras que en el resto de Europa, el grupo sueco Saab, el italiano Leonardo y el alemán Rheinmetall avanzaron un 1,97%, un 2,77% y un 2,76%, respectivamente, en un contexto de mayores tensiones geopolíticas. En noticias corporativas, Dassault Aviation (+4,92%) se vio impulsada por la recomendación de "compra" de BNP Paribas. Carmat subió un 4,02% tras el anuncio de un acuerdo entre el fabricante de corazones artificiales y sus acreedores. La discográfica Believe , que ha pedido a Warner que presente una oferta vinculante antes del 7 de abril, ganó un 5,94%. En Londres, Direct Line se desplomó un 12,56% después de que la aseguradora belga Ageas (+1,91%) dijera que no tenía intención de presentar una nueva oferta al grupo británico, que había rechazado dos de sus propuestas. En Estocolmo, el grupo inmobiliario SBB se disparó un 9,67% ante el anuncio de que recompraría su deuda con un descuento del 60%. DIVISAS El dólar cayó un 0,17% frente a una cesta de divisas de referencia, tras haber ganado casi un 1% la semana pasada. La amenaza de una intervención monetaria por parte de las autoridades japonesas y la subida del yuan chino, espoleada por el gobierno de Pekín, pesan sobre la divisa estadounidense. El euro, que la semana pasada cayó a mínimos de casi tres semanas, repuntó un 0,21% hasta los 1,0828 dólares. La libra esterlina cotiza a 1,2638 $ (+0,29%) tras perder más de un 1% la semana pasada. TIPOS DE INTERÉS El rendimiento del bund alemán a diez años repunta 3,5 puntos básicos hasta el 2,364% tras tocar el viernes su mínimo de una semana. El rendimiento de los bonos del Tesoro estadounidense con el mismo vencimiento subió más de dos puntos hasta el 4,2395%. PETRÓLEO El mercado del petróleo se beneficia de los riesgos geopolíticos en Rusia, Ucrania y Oriente Próximo: el crudo Brent avanzó un 0,40% hasta los 85,77 dólares el barril y el crudo ligero estadounidense (West Texas Intermediate, WTI) un 0,43% hasta los 80,98 dólares. Al cierre del viernes, los dos índices de referencia del petróleo habían ganado un 11% y cerca de un 12,5% respectivamente desde principios de año. SIN INDICADORES ECONÓMICOS IMPORTANTES EN LA AGENDA DEL 25 DE MARZO (Redactado por Claude Chendjou, editado por Kate Entringer)