Deutsche Telekom ganó el martes una batalla legal para conseguir que los reguladores antimonopolio de la UE paguen intereses sobre la parte de una multa reembolsada tras una apelación, en lo que podría ser una buena noticia para una reclamación similar de 593 millones de euros (638,3 millones de dólares) por parte de Intel.

Una veintena de empresas han demandado en los últimos años a las autoridades de defensa de la competencia por los intereses de demora de las multas en casos anulados de defensa de la competencia, y las reclamaciones ascienden a unos 800 millones de euros. Intel es el caso de más alto perfil.

La Comisión impuso una multa de 31 millones de euros a Deutsche Telekom en 2014 por cobrar precios mayoristas desleales en Eslovaquia. Un tribunal inferior redujo la sanción a 19 millones de euros y ordenó a la Comisión pagar unos 1,8 millones de euros en intereses.

Posteriormente, el organismo de defensa de la competencia de la UE devolvió la diferencia a Deutsche Telekom, pero no los intereses correspondientes al periodo transcurrido entre el pago y el reembolso.

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), con sede en Luxemburgo, se puso de parte del operador alemán de telecomunicaciones.

"La Comisión (Europea) debe pagar intereses por las multas que ha impuesto indebidamente en materia de competencia y que ha cobrado provisionalmente", dijeron los jueces.

"Esos intereses tienen por objeto compensar, a un tipo normal, a la empresa afectada por la pérdida de disfrute del importe en cuestión", señalaron.

El TJUE dijo que el tribunal inferior tenía razón al sostener que el tipo de interés aplicable que la Comisión debe pagar a Deutsche Telekom es el tipo de refinanciación del Banco Central Europeo (BCE) incrementado en 3,5 puntos porcentuales.

Intel reclama 593 millones de euros en concepto de intereses por una multa reembolsada de 1.060 millones de euros de un asunto anulado en 2022. Varias compañías aéreas multadas por participar en un cártel de transporte aéreo de mercancías también reclaman intereses por sus multas anuladas.

La sentencia es firme y no puede recurrirse.

El asunto es C-221/22 P Comisión contra Deutsche Telekom.

(1 dólar = 0,9290 euros) (Información de Foo Yun Chee)