El máximo tribunal europeo respaldó el martes el intento de Deutsche Telekom de conseguir que los reguladores antimonopolio de la UE paguen intereses por la parte reembolsada de una multa impuesta hace una década.

"La Comisión (Europea) debe pagar intereses por las multas que ha impuesto indebidamente en materia de competencia y que ha cobrado provisionalmente", declaró el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, con sede en Luxemburgo.

"Esos intereses tienen por objeto compensar, a un tipo normal, a la empresa afectada por la pérdida de disfrute del importe en cuestión".

La Comisión impuso una multa de 31 millones de euros (34 millones de dólares) a Deutsche Telekom en 2014 por aplicar precios mayoristas desleales en Eslovaquia con su unidad eslovaca para expulsar a sus rivales de banda ancha.

Un tribunal inferior recortó la sanción a 19 millones de euros y ordenó a la Comisión pagar unos 1,8 millones de euros en intereses. Posteriormente, el organismo de defensa de la competencia de la UE devolvió la diferencia a Deutsche Telekom, pero no los intereses correspondientes al periodo transcurrido entre el pago y el reembolso.

El asunto es C-221/22 P Comisión contra Deutsche Telekom.

(1 dólar = 0,9289 euros) (Información de Foo Yun Chee)