El analista de JP Morgan, Harry Gowers, recomienda la compra de acciones. El precio objetivo se reduce de 710 a 670 GBX.