Coca Cola fijó el lunes el precio de un tramo a 30 y 40 años como parte de su nuevo bono corporativo con calificación de grado de inversión en los niveles más ajustados de los últimos años, mientras los inversores demostraban una demanda incesante de los rendimientos actuales.

El proveedor mundial de bebidas cotizó bonos a 10, 30 y 40 años como parte de una oferta multitramo de 3.000 millones de dólares. Los bonos cotizaron con diferenciales de 55 puntos básicos, 70 puntos básicos y 80 puntos básicos sobre sus correspondientes bonos del Tesoro estadounidense.

Los diferenciales de los bonos a 10 y 30 años fueron los segundos más bajos desde 2022, según datos de Credit Flow Research.

El diferencial a 10 años fue el cuarto más estrecho de la historia, por detrás de una serie de emisiones de Procter & Gamble , mientras que el diferencial a 40 años fue el segundo más estrecho desde 2009, por detrás de la operación de Eli Lilly de este mes de febrero.

La actividad primaria del lunes fue la segunda más activa desde mediados de febrero, según un informe de investigación de JPMorgan.

Catorce prestatarios captaron un total de 13.600 millones de dólares en el día más intenso para el mercado primario de grado de inversión por recuento de operaciones desde que el 11 de marzo se contabilizaran 16 operaciones, según un informe de BMO del martes. Está empatado por la cuarta mayor cantidad en un solo día para 2024, añadió el informe.

Los diferenciales actuales son los más estrechos para el índice de grado de inversión observados desde septiembre de 2021, según el informe de BMO. Está a sólo dos puntos básicos de los niveles más bajos desde la crisis financiera de 2008, señaló el informe.

Los diferenciales medios de los bonos con grado de inversión se sitúan actualmente en 88 puntos básicos, según el índice ICE BofA U.S. Corporate.

Los diferenciales de los bonos con grado de inversión se están estrechando, ya que la demanda de los inversores sigue siendo elevada para fijar los rendimientos actuales antes de que desaparezcan si la Reserva Federal recorta los tipos.

Estos bonos pagaban de media un rendimiento del 5,55%, sólo 23 puntos básicos menos que el máximo para 2024 del 5,78% alcanzado el 16 de abril, que es el más alto desde el 27 de noviembre del año pasado.

Las carteras de pedidos para las operaciones del lunes estaban sobresuscritas una media de 4,5 veces, la mayor cobertura media de carteras de pedidos en un día con catorce prestatarios desde marzo de 2022, escribió BMO en su informe. (Reportaje de Matt Tracy; Edición de David Gregorio)