El servicio para inversores Moody's ha elevado la perspectiva de la calificación crediticia de la italiana Enel de "negativa" a "estable" gracias a los positivos resultados financieros de la eléctrica en 2023 y en el primer trimestre de este año, según informó Enel el lunes.

Al mismo tiempo, Moody's confirmó la calificación crediticia a largo plazo de Enel en "Baa1" y mantuvo la calificación crediticia a corto plazo en "P-2".

La deuda financiera neta de Enel aumentó ligeramente hasta los 60.700 millones de euros a finales de marzo, frente a los 60.200 millones de euros a finales de 2023.

El director financiero del grupo dijo el mes pasado que confiaba en que la empresa completaría la mayor parte de una venta de activos prevista por valor de 6.300 millones de euros antes de junio.

En un comunicado separado, Moody's dijo que también había elevado a "estable" desde "negativa" la calificación crediticia de la unidad española de Enel, Endesa.