Las acciones de la empresa española de paneles solares EiDF Solar se desplomaron un 70% el lunes, eliminando 1.200 millones de euros (1.300 millones de dólares) de su capitalización bursátil, al reanudarse la negociación del valor tras una suspensión de cuatro meses.

El regulador del mercado, la CNMV, suspendió la cotización de las acciones de EiDF en abril después de que el auditor PwC no firmara a tiempo el informe financiero de la empresa para 2022.

La CNMV anunció el pasado jueves que levantaría la suspensión después de que EiDF reformulara sus cuentas de 2022 a mediados de agosto.

Las acciones de EiDF, que instala paneles solares y desarrolla parques solares, cerraron el lunes a 8,93 euros.

Antes de la suspensión en abril, el precio de la acción era de 29,7 euros y la empresa estaba valorada en 1.720 millones de euros, más que el fabricante español de paneles solares Solaria.

Aunque la CNMV permitió que las acciones volvieran a cotizar a partir del lunes, el regulador advirtió de que la información difundida a principios de mes por EiDF, tras un análisis de la empresa de contabilidad Deloitte, "no era completa" y tenía "omisiones muy relevantes".

"El informe forense de Deloitte incluye una relación de hechos y pruebas de gran trascendencia para los accionistas de EiDF... como la posible falsificación de documentos por parte de la empresa", dijo la CNMV el pasado jueves.

EiDF dijo en un comunicado el jueves que no haría público el resumen completo del informe de Deloitte -como había solicitado la CNMV- ya que la empresa considera que es "libre" de decidir cómo gestionar sus comunicaciones.

"No hay nada en nuestra publicación que no figure en el informe (de Deloitte) o que se aparte de su contenido", añadió EiDF.

El informe de Deloitte también mostraba que el presidente de EiDF, Fernando Romero, que también es el principal accionista de la empresa, "participaba de primera mano en prácticamente todas las decisiones de la empresa", según el regulador bursátil.

El grupo dijo a principios de agosto que contrataría a un nuevo consejero delegado en los próximos seis meses para cumplir los requisitos del auditor.

Romero posee más del 72% de EiDF, según datos de Refinitiv.

En 2022, EiDF entró en números rojos con unas pérdidas anuales de 2,7 millones de euros, frente a los beneficios de 1,1 millones del año anterior. (1 dólar = 0,9252 euros) (Reportaje de Matteo Allievi, edición de Inti Landauro, David Latona y Susan Fenton)