Las acciones europeas avanzaron el lunes, deshaciéndose de las pérdidas iniciales gracias a la subida de los valores automovilísticos y bancarios, mientras la atención seguía centrada en la primera ronda de las elecciones parlamentarias francesas de esta semana.

El índice paneuropeo STOXX 600 subía un 0,4% hasta las 0838 GMT. El sector automovilístico lideró las ganancias con una subida del 1,6%, ya que la Unión Europea y China acordaron mantener conversaciones sobre la prevista imposición de aranceles a los vehículos eléctricos fabricados en China.

Los bancos de la zona euro sumaron un 0,9%, con prestamistas italianos como BPER, UniCredit y Monte dei Paschi di Siena ganando entre un 2,4% y un 3,7%.

La atención se centrará en la primera ronda de las elecciones parlamentarias francesas de esta semana, con encuestas que muestran una ventaja para el partido de extrema derecha Agrupación Nacional (RN) y sus aliados.

El índice de referencia francés comenzó la semana con una subida del 0,5%.

Los inversores esperaban los comentarios de al menos cuatro miembros del Banco Central Europeo (BCE) a última hora del día, incluida la miembro del consejo Isabel Schnabel, en busca de pistas sobre la senda de la política monetaria del banco central.

En cuanto a los datos, la moral empresarial alemana cayó inesperadamente en junio debido a unas expectativas más pesimistas sobre la mayor economía de Europa, según una encuesta.

"El optimismo de principios de año ha dado paso al realismo. Las (últimas) lecturas han ilustrado que la economía alemana sigue luchando por ganar más impulso", afirmó Carsten Brzeski, responsable global de macroeconomía de ING.

La semana pasada, los datos de junio mostraron que el repunte de la actividad empresarial alemana en los dos últimos meses se ralentizó, mientras que una lectura más amplia de la zona euro mostró que el crecimiento empresarial se desaceleró bruscamente.

Las acciones europeas habían recuperado algunas pérdidas la semana pasada, tras la caída inducida por las elecciones francesas a principios de mes. Sin embargo, un débil repunte de los valores tecnológicos había mantenido a raya las ganancias.

Entre otros valores, Hochtief avanzó un 8,7%, ya que Jefferies mejoró la calificación de la constructora alemana a "comprar" desde "mantener", citando la creciente exposición de la empresa a proyectos de infraestructuras de alta tecnología.

La farmacéutica belga argenx saltó un 7,1% después de que dijera que la FDA estadounidense había aprobado el Vyvgart Hytrulo, un tratamiento para la polineuropatía desmielinizante inflamatoria crónica.

La británica Prudential sumó un 6,3% después de que el grupo asegurador lanzara un programa de recompra de acciones por valor de 2.000 millones de dólares.

En el lado opuesto, Eurofins Scientific cayó hasta un 19% después de que el vendedor en corto Muddy Waters dijera que está en corto en la empresa francesa de pruebas.

La alemana Zalando cayó un 6,3% después de que Morgan Stanley recortara el minorista online a "igual ponderación" desde "sobreponderar".