La economía del país se expandió un 7,6% en el trimestre julio-septiembre, superando las estimaciones de un aumento del 6,8%, según mostraron los datos publicados el jueves.

Un crecimiento superior al previsto en el primer semestre del año, junto con la continuación del gasto público y una cierta reactivación de la inversión privada, ha llevado a los economistas a elevar su previsión de crecimiento por encima de la estimación del gobierno del 6,5%.

"Con un crecimiento real del PIB del 7,7% en el primer semestre de 2023-24, el crecimiento global para el conjunto del ejercicio se situaría en torno al 7%... aunque hay posibilidades de que supere la marca del 7%", declaró Saumya Kanti Ghosh, economista jefe del State Bank of India. Anteriormente había pronosticado un crecimiento del 6,7%.

El gobierno mantuvo su previsión de crecimiento del 6,5% para el año, pero el principal asesor económico, V. Anantha Nageswaran, dijo que se sentía "más cómodo con un alza de esta proyección que antes".

Citigroup revisó al alza en 50 puntos básicos su previsión de crecimiento para el ejercicio, hasta el 6,7%, citando un repunte de la actividad inversora.

La formación bruta de capital fijo, un indicador de la inversión, aumentó un 11% en el trimestre julio-septiembre.

"Esto reafirma nuestra opinión de una recuperación sostenida de la inversión", declaró en una nota el economista jefe para la India del banco de Wall Street, Samiran Chakraborty.

"Mientras que el crecimiento del 13,3% en el valor añadido bruto de la construcción indica que el capex en infraestructuras públicas/residenciales lideró el crecimiento de la inversión, unos datos tan sólidos de formación bruta de capital fijo también podrían sugerir un elemento de recuperación del capex privado", dijo Chakraborty.

DBS ve ahora el crecimiento en el ejercicio actual en un 6,8% desde el 6,4% anterior.

"Hubo una mejora de base amplia en las inversiones, lo que refleja un mayor gasto estatal y del centro junto con la recuperación del sector inmobiliario y la demanda de inventario antes de las festividades", dijo el economista Radhika Rao en una nota.

"Esto compensó la debilidad del gasto en consumo y una contribución negativa de las exportaciones netas".

El consumo siguió siendo débil, creciendo sólo un 3,1% en el segundo trimestre del año, lo que indica que algunas partes de la economía aún no se han recuperado.

"La demanda rural sigue siendo débil, reflejo del bajo crecimiento de los salarios reales y de un monzón desigual", declaró Gaura Sen Gupta, economista de IDFC First Bank Economics Research, que ha elevado su previsión de crecimiento para el año al 6,7% desde el 6,2% anterior.