El analista de Deutsche Bank, Falko Friedrichs, recomienda la compra de acciones. El precio objetivo se mantiene en 41 EUR.