La historia de la semana tiene lugar en Dinamarca, un país donde la industria sanitaria está sobrerrepresentada en bolsa. La culpa la tiene el gigante de la insulina Novo Nordisk, a cuya sombra varios laboratorios han logrado sin embargo prosperar. Genmab, fundado en 1999, escaló rápidamente al centrar su investigación en los anticuerpos terapéuticos. Más concretamente en oncología, que es a la vez un campo médico difícil para la investigación, pero también el que afecta a más pacientes. La plataforma del grupo ha permitido sacar al mercado seis tratamientos, lo que constituye un logro considerable en tan poco tiempo. El más conocido de ellos, Darzalex, se ha convertido en el primer anticuerpo monoclonal aprobado por la Food and Drug Administration (FDA) estadounidense para el mieloma múltiple. Desarrollado con el apoyo de Janssen, generó unos ingresos de casi 8.000 millones de dólares en 2022, que se tradujeron en casi 1.500 millones de dólares en royalties para Genmab. Los analistas estiman que el tratamiento alcanzará entre 14.000 y 15.000 millones de dólares en ventas anuales en su punto álgido. El laboratorio también recibe royalties de otros socios, entre los que destaca Novartis, que posee los derechos de otro de los tratamientos desarrollados por el danés, Kesimpta.

Un parcours solide en bourse depuis 5 ans

Una sólida trayectoria bursátil en los últimos 5 años - Fuente: MarketScreener

Un modelo basado en las asociaciones

Estos ejemplos ilustran la capacidad de Genmab para transformar fármacos candidatos en tratamientos eficaces, colaborando con fabricantes líderes. Es cierto que el modelo es menos lucrativo que el desarrollo y la explotación en solitario, pero tiene las ventajas de reducir el riesgo, financiar el desarrollo y delegar la distribución y la comercialización en grandes estructuras con experiencia en estos ámbitos. Gracias a esta estrategia, la danesa ha podido financiarse durante varios años. El despegue de las ventas, sin embargo, es mucho más reciente. El efecto es tanto más espectacular cuanto que el ejercicio 2022 se benefició de una fuerte revalorización del dólar frente a la corona danesa. Genmab registró unos ingresos de algo más de 2.000 millones de dólares en 2022, lo que supone un aumento interanual del 72%, y el beneficio neto mejoró un 80%, hasta 792 millones de dólares. El nivel de crecimiento en 2022 es bastante atípico, pero forma parte de una tendencia más amplia de nuevos tratamientos que llegan gradualmente al mercado. En diez años, los ingresos se han multiplicado por 22 y el beneficio neto por 50.

Período Fiscal: Diciembre 2019 2020 2021 2022 2023 2024 2025 2026
Ventas netas 1 5.366 10.111 8.482 14.595 16.474 19.596 23.386 28.222
EBITDA 1 2.777 6.572 3.266 6.719 5.616 6.291 8.856 11.320
Beneficio operativo (EBIT) 1 2.638 6.313 3.018 6.357 5.321 6.307 8.405 11.550
Margen de operación 49,16 % 62,44 % 35,58 % 43,56 % 32,3 % 32,19 % 35,94 % 40,93 %
Beneficios antes de Impuestos (EBT) 1 2.859 5.904 3.983 7.035 5.637 6.853 9.012 11.805
Resultado Neto 1 2.166 4.758 3.008 5.522 4.352 5.319 7.071 9.051
Margen neto 40,37 % 47,06 % 35,46 % 37,83 % 26,42 % 27,14 % 30,24 % 32,07 %
BPA 2 34,03 72,21 45,54 83,65 66,02 81,98 107,9 133,2
Free Cash Flow 1 1.247 6.126 1.976 3.595 - 4.949 6.705 8.578
Margen FCF 23,24 % 60,59 % 23,3 % 24,63 % - 25,25 % 28,67 % 30,4 %
FCF Conversión (EBITDA) 44,9 % 93,21 % 60,5 % 53,5 % - 78,66 % 75,72 % 75,78 %
FCF Conversion (Resultado Neto) 57,57 % 128,75 % 65,69 % 65,1 % - 93,03 % 94,83 % 94,77 %
Dividendo / Acción 2 - - - - - - - -
Fecha de publicación 19/2/20 23/2/21 16/2/22 22/2/23 14/2/24 - - -
1DKK en Millones2DKK
Datos estimados

Fuente: MarketScreener

La edad de la madurez

Pero no soñemos, esos días ya han pasado y en los próximos años la evolución de la cuenta de resultados volverá a la normalidad. Esto no debe verse como una ruptura en la historia económica de la empresa, sino como un paso más hacia la madurez. El balance de riesgos y potencialidades sigue siendo favorable a Genmab. El laboratorio está bien gestionado, es reconocido y cuenta con una sólida cartera en fase de comercialización. Su balance es muy sólido y su valoración es justa para los estándares de las empresas biotecnológicas. La caída del precio de la acción a principios de año en la Bolsa de Copenhague, desde que el sector sanitario abandonó el centro de la escena, la ha hecho más asequible. Por último, y no por ello menos importante, el valor tiene un ligero sabor especulativo, ya que los objetivos son cada vez menos frecuentes a este lado del Atlántico. Por otra parte, el pipeline de desarrollo es algo escaso, con candidatos a fármacos en las primeras fases de desarrollo y los que ya están en el mercado o a punto de estarlo. Esta es la principal reserva expresada actualmente por los analistas, y un punto de vigilancia en la historia de éxito de Genmab.