FRANKFURT (dpa-AFX) - Las acciones de Gerresheimer cayeron aún más el jueves tras la conferencia telefónica sobre cifras trimestrales y perspectivas de negocio.

Recientemente, como segundo valor más débil del MDax algo más bajo, pusieron a prueba la línea de 50 días, que se considera un indicador de la tendencia a medio plazo, con una caída del 4,2% hasta los 101,60 euros. La línea de 200 días de la tendencia a más largo plazo también está en peligro, actualmente a poco más de 100 euros. En conjunto, la cotización ha avanzado poco en las últimas semanas desde finales de febrero.

Es probable que el fabricante de envases especiales, centrado en la industria farmacéutica, siga sintiendo los efectos de la reducción de existencias de sus clientes en el segundo trimestre. Sin embargo, la dirección espera una mejora a partir del verano. Gerresheimer confirmó sus perspectivas para 2024 y 2025. El analista Sven Kürten, de DZ Bank, no vio ninguna sorpresa en ello.

No obstante, algunos inversores habrían deseado más claridad sobre el final de la reducción de existencias. En una entrevista concedida esta mañana a la agencia de noticias financieras dpa-AFX, el director financiero Bernd Metzner ya había explicado que la reducción se estaba ralentizando, pero que aún se dejaría sentir en el segundo trimestre. Al final del trimestre, sin embargo, lo peor ya habrá pasado.

Para el ejercicio 2024, el competidor de Schott Pharma sigue aspirando a un aumento de las ventas de entre el 5% y el 10% con sus propios recursos. Según el director financiero Metzner, los objetivos podrían reducirse y concretarse cuando se publiquen en julio las cifras del segundo trimestre del año. Entonces habrá más claridad general./ajx/mis