(Alliance News) - GVS Spa comunicó el jueves que obtuvo un beneficio neto de 15,8 millones de euros en los nueve primeros meses del año, lo que supone un fuerte descenso con respecto a los 45,0 millones de euros del mismo periodo de 2022.

Los beneficios antes de impuestos de las actividades recurrentes alcanzaron los 37,9 millones de euros en el periodo, lo que supone un fuerte descenso frente a los 78,5 millones de euros de 2022, debido principalmente a la ganancia por tipo de cambio realizada en 2022 frente a la ganancia por tipo de cambio reconocida en 2023.

Los ingresos totales ascendieron a 317,8 millones de euros, frente a los 276,0 millones de euros de los nueve primeros meses de 2022.

El Ebitda fue de 67,3 millones de euros, frente a los 49,3 millones del mismo periodo de 2022.

El Ebitda fue de 34,4 millones de euros, frente a los 22,9 millones de euros del mismo periodo de 2022.

La deuda neta ajustada a 30 de septiembre era de 283,4 millones de euros. La disminución con respecto al 31 de diciembre de 2022, que asciende a EUR17,1 millones, se debe principalmente a la contribución de la tesorería generada por las operaciones de EUR72,0 millones, neta de la absorción de capital circulante de EUR1,9 millones y de inversiones netas de EUR22,1 millones, gastos financieros netos de EUR15,2 millones e impuestos de EUR8,3 millones.

Tras los resultados obtenidos en los nueve primeros meses, la empresa confirma sus previsiones comunicadas anteriormente de volumen de negocios, EBITDA normalizado y deuda financiera neta ajustada, con expectativas de que el volumen de negocios se sitúe en torno a los 425 millones de euros, el EBITDA normalizado en torno a los 95 millones de euros y la deuda financiera neta ajustada en torno a los 270 millones de euros.

Las acciones de GVS cotizan en verde un 1,4%, a 4,61 euros por acción.

Por Chiara Bruschi, periodista de Alliance News

Comentarios y preguntas a redazione@alliancenews.com

Copyright 2023 Alliance News IS Italian Service Ltd. Todos los derechos reservados.