Las acciones europeas cayeron el viernes, arrastradas por los fabricantes de tecnología y ropa deportiva, mientras los inversores evaluaban las posibles perturbaciones de los ataques del Mar Rojo en el comercio mundial y esperaban datos clave sobre la inflación en EE.UU. que respaldaran las apuestas a una bajada de los tipos el próximo año.

El índice paneuropeo STOXX 600 caía un 0,2% hacia las 08.17 GMT, marcando su rendimiento semanal más débil de los últimos seis.

Prosus, con sede en Holanda, cayó un 14,5%, arrastrando al sector tecnológico un 1,2%.

El sector de bienes personales y para el hogar perdió un 0,6%, ya que Adidas y Puma cayeron un 6,1% y un 4,4%, respectivamente, después de que su homóloga estadounidense Nike recortara su previsión de ventas anuales.

JD Sports cedió un 4,9%, mientras que el sector minorista en general perdió un 0,9%.

El principal foco de atención antes de Navidad es la lectura del índice de precios de consumo personal subyacente de EE.UU. -la métrica de inflación preferida de la Fed- más tarde en el día.

Dos nuevas navieras, entre ellas la alemana Hapag-Lloyd , dijeron que evitarían el Mar Rojo después de que los ataques del grupo Houthi de Yemen a los buques interrumpieran el comercio mundial, lo que llevó a la creación de un grupo de trabajo naval. Las acciones de Hapag-Lloyd subieron un 1%.