Chevron Corp dijo el lunes que estaba en conversaciones con Exxon Mobil Corp y la china CNOOC sobre si ambas tienen derecho de tanteo para adquirir la participación de Hess Corp. en el bloque petrolífero Stabroek en Guyana.

El pasado mes de octubre, Chevron acordó comprar Hess Corp. por 53.000 millones de dólares, principalmente para obtener su participación del 30% en el prolífico bloque, que cuenta con al menos 11.000 millones de barriles de petróleo. La falta de acuerdo podría perturbar la adquisición de Hess, dijo Chevron en una declaración de valores.

"Chevron y Hess creen que estas discusiones desembocarán en un resultado que no retrasará, obstaculizará o impedirá la consumación de la fusión", dijo la empresa petrolera número 2 de EE.UU. en su presentación. Sin embargo, la disputa podría ir a arbitraje si las conversaciones no desembocan en un acuerdo, añadió.

Las acciones de Hess cayeron casi un 3% en las últimas operaciones.

Exxon confirmó las conversaciones en un comunicado, añadiendo que pretende "preservar nuestro derecho a realizar el valor significativo que hemos creado y al que tenemos derecho en el activo de Guyana". La empresa está "trabajando estrechamente con el gobierno guyanés para garantizar sus derechos y privilegios".

Chevron no respondió inmediatamente a una solicitud de comentarios.

La adquisición pendiente de Hess daría a Chevron una participación del 30% en el bloque petrolífero offshore Stabroek en Guyana. La Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos ha solicitado información adicional sobre la fusión, que ha retrasado cualquier cierre al menos hasta mediados de este año.

El consorcio dirigido por Exxon ha dicho que espera triplicar la producción de petróleo de Guyana hasta más de 1,2 millones de barriles de petróleo al día en 2027. (Reportaje de Sabrina Valle en Houston; Edición de David Gregorio)