WASHINGTON, 21 abr (Reuters) - El chip que potencia al teléfono Mate 60 Pro de la sancionada empresa china Huawei no es tan avanzado como los procesadores estadounidenses, dijo el domingo la secretaria de Comercio de Estados Unidos, Gina Raimondo, argumentando que esto demuestra que las restricciones del país a los envíos al gigante de equipos de telecomunicaciones están funcionando.

Huawei, que ha estado en una lista de restricciones comerciales desde 2019, sorprendió a la industria y al gobierno estadounidense cuando lanzó un nuevo teléfono impulsado por un sofisticado chip en agosto pasado. El Huawei Mate 60 Pro fue visto como un símbolo del resurgimiento tecnológico de China a pesar de los continuos esfuerzos de Washington por paralizar su capacidad de producir semiconductores avanzados.

También fue visto por muchos como un desaire a Raimondo, que se encontraba de visita en China cuando salió a la venta. Pero en una entrevista con el programa "60 Minutes" de CBS News, Raimondo rechazó esa opinión.

"Lo que me dice es que los controles de exportación funcionan, porque ese chip no es ni de lejos tan bueno (...) está años por detrás de lo que tenemos en Estados Unidos", declaró. "Tenemos los semiconductores más sofisticados del mundo. China, no".

Washington lleva años empeñado en privar a Pekín de chips semiconductores avanzados y de las herramientas necesarias para fabricarlos por temor a que se utilicen para reforzar las capacidades militares chinas.

Huawei, un símbolo de esa guerra tecnológica, fue añadida a la llamada lista de entidades en 2019 en medio de temores de que podría espiar a los estadounidenses, obligando a sus proveedores estadounidenses a buscar una licencia difícil de obtener para enviarle productos.

Pero sus proveedores, entre ellos Intel, han recibido licencias por valor de miles de millones de dólares para seguir vendiendo a la empresa. La revelación este mes por parte de Huawei de su primer portátil con inteligencia artificial equipado con un chip Intel ha provocado la ira de los republicanos de línea dura con China.

Cuando se le preguntó si era suficientemente dura con las grandes empresas, Raimondo fue tajante.

"Pido cuentas a las empresas tanto como cualquiera", dijo a Lesley Stahl en "60 Minutes". "Cuando les digo que no pueden vender sus semiconductores a China, no les encanta, pero lo hago", añadió.

El teléfono de Huawei también provocó una revisión por parte del Gobierno del presidente Joe Biden para conocer los detalles detrás del chip que lo alimenta, el semiconductor más avanzado que China ha producido hasta ahora. Pero los detalles de la revisión han sido escasos.

(Reporte de Alexandra Alper; Editado en Español por Ricardo Figueroa)