La Comisión Australiana de Valores e Inversiones (ASIC, por sus siglas en inglés) ha iniciado un procedimiento civil contra Insurance Australia Ltd (IAL) y Insurance Manufacturers of Australia (IMA) ante el Tribunal Federal, alegando que los clientes fieles podrían haber visto incrementadas sus primas antes de que se aplicaran los descuentos prometidos.

La demanda llega en un momento en el que la ASIC está intensificando su vigilancia sobre las aseguradoras generales australianas, ya que anteriormente había afirmado que las aseguradoras del país no siempre tenían la supervisión y los controles adecuados sobre las promesas de precios realizadas o entregadas por los distribuidores de sus productos.

El regulador también había pedido a las aseguradoras generales del país que mejoraran sus prácticas de tramitación de siniestros y sus recursos, después de que encontrara problemas en múltiples áreas en una revisión.

Las acciones de la compañía bajaban un 2% en las primeras operaciones, frente a una caída del 1% en el mercado en general.

"IMA e IAL no están de acuerdo en que hayan engañado a los clientes y tienen intención de seguir defendiendo el procedimiento", declaró IAG en otro comunicado.

"Existe el riesgo de que los clientes fieles, a los que se prometió un descuento, fueran persuadidos a permanecer con estas compañías y, al hacerlo, perdieran su oportunidad de comparar precios en busca de uno mejor", dijo la vicepresidenta de la ASIC, Sarah Court.

El regulador solicita al tribunal declaraciones de contravención, sanciones pecuniarias y órdenes de publicidad adversa contra IAL e IMA.

En junio, el regulador, en un asunto separado, impuso a IAL una multa récord de 40 millones de dólares australianos (25,66 millones de dólares estadounidenses) por no cumplir algunas promesas relacionadas con descuentos hechas a los clientes.

Todavía no se ha fijado la fecha de la primera audiencia de gestión del caso, según la ASIC.

(1 $ = 1,5586 dólares australianos)