Las acciones de Kering cayeron un 8% en las primeras operaciones del miércoles en Fráncfort después de que el grupo de lujo francés dijera que esperaba un desplome del 40-45% en el beneficio operativo del primer semestre.

Las ventas del primer trimestre de Kering descendieron debido a que los compradores adinerados frenaron el gasto en productos de su marca estrella Gucci.