Kernel dijo en un comunicado en la bolsa de Varsovia a última hora del miércoles que los ataques aéreos se produjeron los días 2, 3 y 6 de septiembre, parte de una serie de ataques rusos que, según dijo, habían "perturbado gravemente la logística de exportación fluvial".

Los drones rusos infligieron daños a "múltiples activos críticos", incluidos tanques de almacenamiento de aceite vegetal, en el ataque del 2 de septiembre, según la compañía.

Al día siguiente, los almacenes planos de grano fueron atacados, resultando en la destrucción completa de dos almacenes planos con una capacidad de almacenamiento combinada de 5.000 toneladas métricas, dijo.

Kernel no informó de daños significativos por el ataque del 6 de septiembre.

"Estos incesantes ataques aéreos están perturbando gravemente la exportación de productos agrícolas de Ucrania", declaró Kernel.

Rusia ha intensificado los ataques contra la infraestructura ucraniana de exportación de grano en el Danubio y en el centro portuario de Odesa, en el Mar Negro, desde el 17 de julio, cuando abandonó el acuerdo negociado por la ONU que había permitido la exportación segura de grano ucraniano a través del Mar Negro.

Kernel, uno de los mayores exportadores de productos agrícolas de Ucrania, exportó 92.000 toneladas de grano, 98.000 toneladas de aceite de girasol y 67.000 toneladas de harina de girasol en agosto.

"Los volúmenes de exportación se vieron mermados por los retos a los que se enfrenta la empresa, como la imposibilidad de exportar mercancías a través de los puertos ucranianos del Mar Negro y los continuos ataques rusos a la infraestructura portuaria ucraniana del Danubio, que han perturbado gravemente la logística de exportación fluvial", señaló.