Kinder Morgan pronosticó el lunes mayores beneficios para 2024, ya que el operador estadounidense de oleoductos apuesta por una mayor demanda de transporte de crudo y líquidos de gas.

Se espera que el beneficio neto atribuible a Kinder Morgan para 2024 sea de 1,21 dólares por acción, un 11% más que su previsión de 1,09 dólares por acción para 2023.

"Esperamos seguir beneficiándonos de los sólidos fundamentos del mercado del gas natural que impulsan el crecimiento de nuestros activos existentes de transporte, almacenamiento y recolección y procesamiento de gas natural, así como de las oportunidades de expansión", declaró Kim Dang, director ejecutivo de Kinder Morgan, en un comunicado.

El operador de gasoductos también prevé beneficiarse del aumento de las tarifas en los negocios de productos refinados, de la demanda de gasóleo renovable y de materias primas de gasóleo renovable, así como de la demanda de gas natural renovable.

Los beneficios del transporte de petróleo y gas se han visto favorecidos por la fuerte demanda debida a los bajos niveles de existencias en Estados Unidos y al aumento de las exportaciones, ya que los compradores buscaban alternativas al petróleo ruso desde la invasión de Ucrania por Moscú el año pasado.

Kinder Morgan es una de las mayores empresas de infraestructuras energéticas de Norteamérica y opera cerca de 82.000 millas de oleoductos.

Sus homólogas canadienses TC Energy y Enbridge también estimaron anteriormente mayores beneficios básicos ajustados para 2024.

Kinder Morgan espera generar 8.000 millones de dólares de beneficios ajustados antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización (EBITDA) en 2024, un 5% más que la previsión para 2023 de 7.600 millones de dólares.

La empresa añadió que espera invertir 2.300 millones de dólares en gastos de capital discrecionales, incluidos proyectos de expansión y contribuciones a empresas conjuntas. (Reportaje de Tanay Dhumal y Arunima Kumarin en Bengaluru; Edición de Maju Samuel)