El analista de Bernstein, Philippe Lorrain, mantiene su opinión neutral sobre las acciones. El precio objetivo sigue siendo de 55 EUR.