El analista de Barclays, Vladimir Sergievskiy, mantiene su recomendación de vender. El precio objetivo se mantiene en 45 EUR.