Un segundo fabricante de medicamentos chino ha solicitado la aprobación para vender en China una versión genérica de Ozempic, el exitoso medicamento de Novo Nordisk contra la diabetes.

Livzon Pharmaceutical Group dijo esta semana que su filial solicitaba la aprobación para vender el medicamento para controlar el azúcar en sangre en pacientes con diabetes de tipo 2 y reducir el riesgo de acontecimientos cardiovasculares adversos importantes en aquellos que también padecen enfermedades cardiovasculares.

Las ventas de Ozempic de Novo en China se duplicaron con creces el año pasado hasta alcanzar los 4.800 millones de coronas danesas (694 millones de dólares), lo que representa el 5% del total de sus ventas mundiales de Ozempic, y la empresa espera la aprobación de su medicamento relacionado para la pérdida de peso Wegovy a finales de este año.

La patente de Novo en China para la semaglutida, el principio activo utilizado tanto en Ozempic como en Wegovy, expira en 2026.

La farmacéutica está inmersa en una lucha legal en el país por la patente y un fallo judicial adverso podría hacerle perder la exclusividad de la semaglutida incluso antes.

Livzon es una de las varias empresas locales que desarrollan sus propias versiones de fármacos basados en la semaglutida y es la segunda en solicitar su venta después de Hangzhou Jiuyuan Gene Engineering a principios de este año.

La solicitud de Livzon a la bolsa de Shenzhen no revelaba datos de eficacia y la empresa no respondió a una solicitud de información de Reuters. El grupo ha completado un ensayo clínico de fase tres, según una base de datos de ensayos.

Livzon dijo que su investigación y desarrollo sobre la inyección de semaglutida hasta la fecha había costado 141,4 millones de yuanes (19,5 millones de dólares).

(1 $ = 7,2540 yuanes chinos renminbi) (Reportaje de Andrew Silver; Edición de Miyoung Kim y Mrigank Dhaniwala)