LONDRES, 28 feb (Reuters) - El acuerdo alcanzado este mes por la Unión Europea sobre las normas que pondrán fin a la "excesiva dependencia" del bloque respecto a Londres para la compensación de derivados es "leve" para los grandes bancos, pero sólo un primer paso si no cambian lo suficiente el negocio, dijo el miércoles la responsable de servicios financieros de la UE, Mairead McGuinness.

La mayor parte de la compensación de "swaps" o permutas de tipos de interés en euros (IRS, por sus siglas en inglés), muy utilizados por las empresas para protegerse de movimientos inesperados en los costes de los préstamos, corre a cargo del London Stock Exchange Group. El operador bursátil estadounidense ICE de Londres compensa grandes cantidades de futuros del Euribor.

Bruselas quiere que los reguladores de la UE supervisen directamente la compensación del euro por parte de los bancos y gestores de activos con sede en el bloque, sobre todo desde la salida de Reino Unido de la UE en 2020 y la obligación de cumplir las normas comunitarias.

"El acuerdo final no es tan ambicioso como hubiera esperado. Es complejo, tiene como muchas exenciones y es relativamente ligero para los mayores agentes del mercado", dijo McGuinness en una conferencia celebrada por Deutsche Boerse Group en Fráncfort.

"Esto no es el final, sino los primeros pasos para abordar nuestras preocupaciones, por lo que pido al sector que siga prestando atención a este asunto y reduzca activamente la exposición a las cámaras de compensación de fuera de la UE", afirmó.

Los grandes bancos de la UE ejercieron una fuerte presión para suavizar las normas, advirtiendo de que estarían en desventaja competitiva frente a sus homólogos mundiales si quedaban aislados de los profundos fondos de liquidez de compensación de Londres y se veían obligados a trasladar su negocio a Deutsche Boerse, Madrid o Estocolmo.

La "excesiva dependencia" de la UE de Londres para la compensación de derivados presenta riesgos para la estabilidad financiera del bloque y el acuerdo alcanzado entre los Estados de la UE y el Parlamento Europeo no ofrece "ninguna garantía de una disminución significativa de los riesgos muy pronto", dijo McGuinness.

La Autoridad Europea de Valores y Mercados, el organismo de supervisión de valores de la UE, revisará las normas dentro de unos 18 meses y podría recomendar objetivos específicos de volumen de compensación para los agentes en el mercado de la UE, dijo.

"Repito, si nos tomamos en serio la unión de los mercados de capitales y la autonomía estratégica abierta, tendremos que basarnos en este acuerdo", dijo.

El mandato de McGuinness finaliza cuando una nueva Comisión tome posesión en el otoño boreal, pero su sucesor tendrá que decidir si amplía el permiso para que las cámaras de compensación de Reino Unido sigan prestando servicios a los clientes de la UE después de junio de 2025.

Un responsable del sector con sede en Londres dijo que el acuerdo era "muy pragmático" y dada la mejora de las relaciones políticas entre Reino Unido y la UE, el sector no estaba preocupado por un "precipicio" o corte abrupto a mediados de 2025.

(Reporte de Huw Jones; editado en español por Benjamín Mejías Valencia)