BERLÍN/FRANKFURT (dpa-AFX) - Cada vez se presentan más demandas contra las compañías aéreas ante los tribunales de los 20 mayores aeropuertos alemanes. Según la Asociación Alemana de Jueces, el año pasado se presentaron más de 125.000, más que nunca. En comparación con el año anterior, el número de casos en todo el país ha aumentado alrededor de un 80%. Los clientes reclaman sobre todo indemnizaciones por vuelos cancelados o retrasados.

Con algo menos de 37.300 casos, el juzgado de distrito de Colonia fue el de mayor volumen, según una encuesta del "Deutsche Richterzeitung", a la que se remite la asociación. Casi el doble que el año anterior. Lufthansa tiene su sede legal en la ciudad catedralicia. Le siguen Fráncfort, con unos 15.000 asuntos (2022: unos 11.300) y el Juzgado de Primera Instancia de Konigs Wusterhausen, responsable del aeropuerto BER de la capital, con algo menos de 14.000 (2022: más de 7.000).

Según la asociación, los procedimientos iniciados por pasajeros de BER representan ya el 93% de todos los pleitos civiles en el tribunal de Brandemburgo. En el tribunal de distrito de Erdingen, responsable del aeropuerto de Múnich, la cifra asciende al 94%.

El número de casos en la Junta de Arbitraje para el Transporte Público de Pasajeros (SÖP) también ha vuelto a aumentar significativamente, aunque por poco no se alcanzó el récord del año 2020, con algo menos de 39.800 reclamaciones. Una vez más, los litigios relacionados con el transporte aéreo representaron con diferencia la mayor parte de las reclamaciones de los consumidores, con un 84%. Las más de 33.000 solicitudes de arbitraje se referían sobre todo a vuelos cancelados, retrasos y problemas con el equipaje. Por término medio, el 85% de los procedimientos concluyeron con un acuerdo, informa el SÖP.

Los tribunales ponen a prueba la IA

La Asociación de Jueces considera que los portales que permiten a los pasajeros hacer valer sus reclamaciones de forma rápida y sencilla son una razón clave del desarrollo en los tribunales. "Muchos tribunales locales están gimiendo bajo una nueva oleada de procedimientos de pasajeros", declaró el Director General Federal, Sven Rebehn, a la Agencia Alemana de Prensa.

El poder judicial ha reaccionado y está intentando utilizar la tecnología moderna para gestionar mejor las "demandas en cadena" con las que los bufetes de abogados y los proveedores de servicios de cobro de deudas están inundando muchos tribunales. En Fráncfort, por ejemplo, se ha puesto a prueba un programa de asistencia mediante inteligencia artificial. Según el Ministerio de Justicia de Hesse, puede analizar escritos, leer metadatos y sugerir a los jueces módulos de texto para una sentencia. El exitoso desarrollo del prototipo "Frauke" también ha despertado interés en Brandemburgo: El pasado noviembre, ambos estados acordaron trabajar juntos.

"Hasta ahora, sin embargo, no se ha desarrollado ningún software estándar que pueda ayudar a los tribunales en la avalancha de demandas en funcionamiento regular", dice Rebehn. Reitera su crítica a la falta de gasto en la judicatura: "Sin embargo, no será posible acelerar notablemente la digitalización de la judicatura en Alemania con un minipresupuesto de 50 millones de euros al año del Gobierno federal."

Menos pasajeros que antes de la pandemia

Según las cifras de las asociaciones del sector, el tráfico aéreo en Alemania ha seguido recuperándose de la conmoción causada por el coronavirus en 2023, pero sigue a la zaga en la comparación europea. La Asociación Alemana de Aeropuertos (ADV) registró 183,62 millones de pasajeros aterrizando y despegando en los aeropuertos alemanes de enero a noviembre. Esto supuso un 20% más que en el mismo periodo del año anterior, pero un 21,3% menos que en los once meses del año 2019 anteriores al coronavirus.

En particular, viaja mucha menos gente en vuelos nacionales que antes de la pandemia. Esto tampoco cambiará mucho este año: Según el análisis de la programación de vuelos de la asociación del sector BDL, el 53% de las plazas de 2019 estarán disponibles en vuelos nacionales en el primer semestre del año. Según las previsiones, esta cifra es del 95% para los vuelos de larga distancia y del 89% para los vuelos de corta y media distancia a destinos fuera de Alemania. El número de vuelos ofrecidos en Dresde, Stuttgart y Berlín seguirá siendo especialmente bajo./mvk/DP/zb