Brussels Airlines, filial de la alemana Lufthansa, dijo el martes que cancelaría uno de cada cinco vuelos el miércoles, primer día de una huelga de tres días del personal de cabina por la presión salarial y laboral.

"Hemos cancelado preventivamente algunos vuelos para garantizar que el 80% de los vuelos puedan realizarse con seguridad", declaró un portavoz de la aerolínea belga, añadiendo que las cancelaciones afectan principalmente a los vuelos europeos para los que se pueden encontrar alternativas.

El sindicato cristiano, que convocó la huelga, junto con los sindicatos liberal y socialista, se reunirán con la dirección el miércoles para discutir las quejas del personal de cabina, dijo también.

La agencia de prensa belga Belga señaló que los sindicatos liberal y socialista decidirán tras la reunión si se suman o no a la huelga.

El sindicato alemán Verdi ha convocado una huelga nacional de tres días en la propia Lufthansa a partir del miércoles, después de que la oferta salarial de la compañía se mantuviera sin cambios en la negociación colectiva con el sindicato.

Un representante de Lufthansa no estaba inmediatamente disponible para hacer comentarios. (Reportaje de Charlotte Van Campenhout; Edición de Nick Macfie)