Los inversores de capital riesgo y los gestores de activos de todo el mundo se preparan para miles de millones de dólares en fusiones y adquisiciones e inversiones relacionadas con los centros de datos en Asia-Pacífico, ya que el auge de la inteligencia artificial (IA) alimenta la demanda de infraestructuras digitales.

El intenso ritmo de las operaciones en la región más poblada del mundo se produce a medida que los países y las empresas responden a la pujante demanda de IA, que exige una mayor capacidad de datos, según los ejecutivos del sector.

Asia-Pacífico, incluido Japón, ha liderado las actividades de negociación en el mercado mundial de centros de datos este año, con un valor total de las fusiones y adquisiciones de 840,47 millones de dólares, más de la mitad del importe global, según mostraron los datos de LSEG.

En 2023, las operaciones de centros de datos de la región alcanzarán la cifra récord de 3.450 millones de dólares, según LSEG. Esa cifra se superará este año, con al menos un par de grandes transacciones en preparación.

Varios patrocinadores financieros, entre ellos la potencia inversora mundial Blackstone Inc, pretenden adquirir AirTrunk, propietaria de 11 centros de datos a hiperescala en Australia y el resto de la región, según fuentes cercanas a la operación.

Los propietarios de AirTrunk, Macquarie Group y la Junta de Inversiones de Pensiones del Sector Público (PSP) de Canadá, pretenden valorar el negocio en hasta 15.000 millones de dólares australianos (9.800 millones de dólares), según las fuentes, en lo que podría ser la mayor transacción de centros de datos de Asia este año.

AirTrunk, Blackstone, Macquarie y PSP declinaron hacer comentarios.

"La revolución de la IA está creando un muro sin precedentes de demanda de capacidad de centros de datos de alta calidad", dijo Garren Cronin, director gerente de Cadence Advisory, que asesoró en la captación de capital de 861 millones de dólares del operador australiano de centros de datos NEXTDC en abril.

"La nueva capacidad que es necesario construir en Asia-Pacífico en los próximos tres a cinco años es sencillamente alucinante. Mi expectativa es que el flujo de acuerdos en el espacio de los centros de datos se intensificará en 2024".

Microsoft Corp dijo la semana pasada que invertiría 2.200 millones de dólares en los próximos cuatro años en Malasia para ampliar sus servicios en la nube y de IA en toda Asia.

El aumento de las inversiones en centros de datos en Asia sigue una trayectoria similar a la observada en EE.UU. y Europa, con gigantes tecnológicos como Amazon, Microsoft, Alphabet Inc y Meta Platforms ampliando rápidamente sus capacidades de IA.

Microsoft abrirá su primer centro de datos asiático en Tailandia, según anunció la empresa el pasado miércoles, un día después de anunciar inversiones por valor de 1.700 millones de dólares en instalaciones de IA y en la nube en la vecina Indonesia.

CONSUMO DE DATOS

Otras posibles operaciones en Asia incluyen la venta por parte de la empresa estatal indonesia Telkom Indonesia de una participación en su negocio de centros de datos por valor de 1.000 millones de dólares y la japonesa NEC sopesa la venta de un centro de datos por valor de 500 millones de dólares, según la prensa.

El vicepresidente senior de relaciones con los inversores de Telkom, Ahmad Reza, declaró a Reuters el miércoles que Telkom está abierta a asociaciones estratégicas para aportar a su rama de negocio de centros de datos NeutraDC nuevas capacidades y nuevos mercados.

"Hemos explorado varios socios potenciales, pero aún estamos evaluando cuál es el mejor", dijo. "Esperamos terminar este proceso a finales de este año".

NEC dijo que no podía hacer comentarios sobre las especulaciones del mercado.

La firma de inversión estadounidense Bain Capital está buscando financiación crediticia para los activos internacionales del operador de centros de datos Chindata e inversiones para su negocio en China, dijeron personas cercanas a Bain Capital.

Bain, que sacó a Chindata de la bolsa de Hong Kong el año pasado en una operación de 3.160 millones de dólares, declinó hacer comentarios.

Goldman Sachs Asset Management (GSAM), que invirtió en AirTrunk en 2017 antes de vender su participación a un consorcio liderado por Macquarie tres años después, ha desplegado más de 1.000 millones de dólares en el desarrollo de centros de datos en Asia en los últimos tres años.

La firma invertiría activamente en proyectos adicionales, con un enfoque particular en Japón y Corea del Sur, dijo Nikhil Reddy, jefe de bienes raíces de APAC en GSAM.

"La IA crea un tipo de necesidad diferente para los centros de datos, más allá de las demandas históricas de la nube centradas en la baja latencia. Ahora con la IA, que conlleva un consumo masivo de datos, la capacidad es clave", afirmó.

(1 $ = 1,5103 dólares australianos) (Reportaje de Scott Murdoch en Sídney, Yantoultra Ngui en Singapur y Kane Wu en Hong Kong; Edición de Sumeet Chatterjee y Stephen Coates)