Macy's pronosticó el martes unas ventas anuales muy por debajo de las expectativas del mercado debido a la débil demanda de su ropa y calzado, y dijo que cerraría 150 tiendas hasta 2026 como parte de su nuevo plan de reconversión.

El minorista no dio detalles sobre la ubicación de las tiendas que cerrará ni cuántos empleados serán despedidos. También planea monetizar entre 600 y 750 millones de dólares de activos en los próximos tres años.

La medida se produce en un momento en que la atonía de las ventas ha puesto al minorista de lujo en el punto de mira de los accionistas activistas y ha atraído a posibles postores.

Macy's se enfrenta a una batalla de apoderados por parte de Arkhouse Management después de que la firma de inversión propusiera nueve candidatos a director la semana pasada.

El nuevo plan se suma a la decisión de Macy's en enero de cerrar cinco tiendas y recortar 2.350 puestos de trabajo, o el 3,5% de su plantilla total.

La compañía también dijo que abriría 15 establecimientos Bloomingdale's y al menos 30 nuevas tiendas Bluemercury en los próximos tres años para acelerar el crecimiento de sus marcas de lujo con mejores resultados.

El minorista registró un descenso de las ventas comparables en el trimestre navideño del 4,2% sobre una base de tiendas propias más licencias, lo que fue mejor de lo que temían los analistas, ya que los fuertes descuentos ayudaron a atraer a los compradores.

Sin embargo, los ingresos netos por tarjetas de crédito cayeron un 26%, hasta 195 millones de dólares, en una señal de que la presión económica, especialmente entre sus clientes de rentas bajas y medias, provocó un aumento de las deudas incobrables.

La empresa asumió un cargo de 1.000 millones de dólares en el cuarto trimestre relacionado con la reestructuración, lo que se tradujo en una pérdida por acción de 26 céntimos. Excluyendo los elementos, ganó 2,45 dólares por acción, por encima de las estimaciones de LSEG de 1,96 dólares.

Prevé unas ventas netas para el ejercicio fiscal 2024 de entre 22.200 y 22.900 millones de dólares, frente a la estimación media de los analistas de 22.950 millones de dólares.

Macy's prevé unos beneficios ajustados por acción de entre 2,45 y 2,85 dólares, cuyo punto medio está por debajo de las expectativas de 2,76 dólares.