Por Waylon Cunningham

(Reuters) - Un ejecutivo de alto rango de McDonald's en Estados Unidos ha criticado que los reportes sobre los precios desorbitados del Big Mac, que se han hecho virales, pintan una imagen inexacta de la compañía.

La empresa ha visto aumentar sus beneficios en aproximadamente un tercio desde 2019 y ahora se está preparando para lanzar combos a 5 dólares.

"Puedo decirles que me frustra y me preocupa, y a muchos de nuestros franquiciados, cuando escucho que se vende un menú Big Mac por 18 dólares", dijo el presidente de McDonald's USA, Joe Erlinger, en una carta abierta publicada el miércoles en la web del gigante de las hamburguesas.

"Más preocupante, sin embargo, es cuando la gente cree que esta es la regla y no la excepción, o cuando la gente comienza a sugerir que los precios de un Big Mac han aumentado un 100% desde 2019".

Los beneficios de McDonald's han aumentado casi un tercio entre 2019 y 2023. El beneficio bruto de la empresa en 2023 fue de algo más de 14.560 millones de dólares, comparado con unos 11.180 millones de dólares en 2019.

McDonald's se ha querido posicionar en los últimos meses como una marca económica y en mayo la compañía confirmó que lanzaría una menú combinado de dólares 5 por un tiempo limitado este verano boreal.

Los precios de McDonald's los fijan las franquicias, que gestionan el 95% de los más de 13.700 establecimientos de la empresa en Estados Unidos, según datos de la propia compañía.

El Big Mac de 18 dólares, ampliamente difundido en los medios de comunicación, se vendió en un establecimiento franquiciado de Darien (Connecticut), una ciudad donde la renta media por hogar supera los 250.000 dólares, según datos de la Oficina del Censo de Estados Unidos de 2021.

Erlinger dijo que el precio medio de un Big Mac en Estados Unidos es de 5,29 dólares, un 21% más caro que en 2019, frente a aumentos mucho mayores sugeridos por reportes "con fuentes insuficientes", señaló.

McDonald's y otros restaurantes de comida rápida con reputación de ofrecer comidas asequibles a los trabajadores han sido recientemente blanco de las quejas de la gente sobre la inflación y la denominada "greedflation", o sacar provecho de aumentos desmesurados de los productos, en Estados Unidos.

Bank of America, en una nota para inversores, dijo que cree que los precios de los menús en McDonald's "necesitan moderarse". Los precios de McDonald's, que habían subido un 20% desde 2022, habían aumentado más que los de competidores como la cadena de hamburgueserías Wendy's (un 15%) y Burger King (16% en una de sus franquicias).

(Reporte de Waylon Cunningham; Editado en español por Aida Peláez-Fernández)