Tras años de crecimiento acelerado, las ventas de coches eléctricos en Europa parecen estar entrando en una zona de ralentización, ya que los consumidores esperan modelos mejores y más baratos y los tipos de interés se mantienen altos.

ACC, una empresa conjunta de Stellantis, TotalEnergies y el Grupo Mercedes-Benz, tiene planes para construir tres gigafábricas en Europa. Ya ha inaugurado una en Francia. Le seguirá una en Alemania y otra en Italia.

ACC tiene previsto iniciar la producción en el primer módulo de su gigafactoría italiana de Termoli a finales de 2026, según informaron los sindicatos metalúrgicos FIM, FIOM, UILM, Fismic, UglM y AqcfR.

"Está previsto que el segundo y el tercer módulo comiencen a funcionar en 2027, pero el calendario exacto puede verse influido por el de la transición más general a la (movilidad) eléctrica", dijeron los sindicatos en una declaración conjunta tras la reunión en el Ministerio de Industria de Italia.

ACC no estuvo inmediatamente disponible para hacer comentarios.

Según los sindicatos, ACC confirmó el lunes que la gigafactoría italiana, que cuenta con una inversión global de más de 2.000 millones de euros (2.160 millones de dólares), emplearía a 1.800 personas a finales de 2029, como estaba previsto inicialmente.

(1 dólar = 0,9239 euros)